Suman 14 muertos y 63 contagios por gripe aviar en China

lunes, 15 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El número de decesos y contagios en China por el virus de la gripe aviar H7N9, sigue en aumento. La muerte de una mujer de 77 años en la provincia de Jiangsu, elevó la cifra de fallecimientos a 14 y el reporte hoy de tres nuevos casos de contagio elevó la cifra de estos a 63. Según la agencia oficial Xinhua, la víctima más reciente falleció la noche del domingo en un hospital local debido a que no respondió a los tratamientos de urgencia que se le aplicaron en el centro sanitario. Además, las autoridades sanitarias reportaron tres nuevos casos de contagio: un hombre de 60 años de la provincia oriental de Anhui, otro hombre de la misma edad de la ciudad de Suzhou, en la provincia de Zhejiang y una mujer de 68 años de la misma provincia quien se encuentra en estado crítico. Como en todos los casos detectados hasta hoy, las autoridades chinas afirmaron que ninguna de las personas que estuvieron en contacto con los tres nuevos infectados ha mostrado síntomas del virus. La cifra de muertes pasó de 11, el viernes pasado, a 14 este lunes y la de contagios también se incrementó de 40 a 63 durante el fin de semana. Entre los nuevos casos se encuentra una niña de siete años, de Pekín, quien evoluciona favorablemente al tratamiento antiviral. Shanghai es la localidad más afectada por la propagación del virus con 24 casos, le siguen la provincia vecina de Jiansu, con 17; Zhejiang, con 16; Anhui con tres, y Henan con dos, todas próximas y en el extremo oriental del país. Además se ha registrado un único caso en la capital del país, Pekín. Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) descarta hasta ahora la posibilidad de una epidemia en China, ya que no se ha confirmado que el virus se contagie entre humanos, los expertos temen que la cepa pueda mutar a una forma que se trasmita de persona a persona. Observaciones clínicas han demostrado que, si se trata al paciente como máximo cinco días después de mostrar los primeros síntomas, los métodos terapéuticos actuales en China “pueden ser eficaces”. Las autoridades chinas, que investigan el origen del virus, aún no saben exactamente cómo se expande el virus, pero creen que se contagia de aves a seres humanos. Por ello la capital se ha sumado a la prohibición del comercio de pollos vivos, como se hace en las regiones orientales, las primeras afectadas. A pesar de ello, el Ministerio de Salud y Planificación Familiar de China insiste en su página web en que el pollo y los huevos pueden ser consumidos “sin problemas” si son previamente cocinados. El diario oficial Global Times hizo un llamado a través de su editorial a no entrar en pánico por el virus H7N9 y evitar que el virus no se convierta en “un desastre para toda la industria aviar”.

Comentarios