Suben a ocho las muertes por conflicto poselectoral en Venezuela

miércoles, 17 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El conflicto postelectoral en Venezuela va en aumento: el gobierno y la oposición están reacios a trabar acuerdos, en cambio, azuzan a sus seguidores a alistarse para nuevas movilizaciones. El presidente electo, Nicolás Maduro, informó este miércoles la muerte de una persona más en Caracas, luego de los enfrentamientos del lunes pasado, con lo que incrementó a ocho la cifra de víctimas mortales de las que se culpan mutuamente el sucesor de Hugo Chávez y el excandidato de la oposición Henrique Capriles. “Nos informaron del fallecimiento de una compatriota que estaba herida”, informó Maduro durante un encuentro con el gabinete y gobernadores oficialistas en el Palacio de Miraflores. Maduro indicó que Rosiris del Valle Reyes falleció a consecuencia de “una bala en la espalda” en un hospital en Caracas, y responsabilizó de esta agresión y de las otras siete víctimas fatales a Capriles, quien convocó a un cacerolazo y a movilizaciones ante las oficinas del Consejo Nacional Electoral (CNE). El presidente electo sostuvo que el líder opositor “tiene que responder ante la Constitución, ante la historia y ante la ley” por ello. Capriles insistió en que fue el gobierno de Maduro, al que califica de “ilegítimo”, el que ordenó los actos de violencia para evitar el recuento de ciento por ciento de los votos, condición que él solicitó para aceptar los resultados de los comicios del domingo. El también opositor Leopoldo López, dirigente de Voluntad Popular (VP), informó a través de su cuenta en Twitter ?@leopoldolopez de una supuesta orden de captura en su contra, así como de Capriles Radonski, por su presunta responsabilidad en los hechos violentos luego de las elecciones del domingo 14. “La olla la está montando el gobierno, ordenando a grupos armados a ponerse franelas nuestras y generar violencia. Aquí estamos. Con la frente en alto. Esperamos que no ejecuten esta persecución y esta orden política”, escribió Leopoldo López. Según el dirigente, “las órdenes las tiene preparadas el Tribunal 6to de Control, con competencia de antiterrorismo, que es de lo que quieren acusarnos. No es un rumor. Mis fuentes me confirman que están emitidas”, aseguró. López publicó una fotografía con una copia de la supuesta orden pero en la imagen sólo se aprecia el nombre y firma del juez Miguel Graterol Maneiro. Capriles se defendió así de las acusaciones del presidente electo: “El mundo ha podido ver todas mis declaraciones, todas las informaciones que yo he estado presentando, no hay una sola palabra mía que signifique llamar a la violencia o a la confrontación entre hermanos”. También reiteró que únicamente está demandando el recuento completo de los votos alcanzados en las elecciones presidenciales del pasado domingo. Al respecto, la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Luisa Morales, afirmó que un recuento manual de los votos “es un imposible” en Venezuela, cuyas leyes obligan a que el escrutinio y todo el proceso electoral sea automatizado. “En Venezuela el sistema electoral es absolutamente sistematizado, de modo que el conteo manual no existe. Se ha engañado a aquellas personas que han pensado que esto realmente podía producirse”, dijo en rueda de prensa. De esta manera, Morales adelantó su postura ante la impugnación que el Comando Simón Bolívar presentó ante el CNE para solicitar el recuento y revisión de papeletas, actas y cuadernos de votación de los comicios presidenciales. De acuerdo con el tercer boletín emitido por el CNE, Maduro ganó apretadamente con 7 millones 575 mil 506 votos, 50.78 % del total, que representa 1.83% más que Capriles, quien logró 7 millones 302 mil 641, 48.95 % del total. Opinión internacional dividida En medio del conflicto poselectoral, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró hoy su convicción de que Maduro ganó legítimamente las elecciones presidenciales del domingo en Venezuela, pero respaldó un recuento de votos si eso contribuye a terminar con la tensión que generó la negativa de la oposición a aceptar la derrota. “Si hay que revisar todos los votos, que se revisen. Aquí nadie quiere ocultar nada. Pero el Consejo Nacional Electoral ha proclamado un ganador”, dijo Correa durante su visita a Berlín, informó la agencia DPA. El gobierno de Francia se limitó a “tomar nota” de la proclamación de Maduro como presidente de Venezuela por la “autoridad competente en la materia”, e instó “al diálogo y al respeto del orden institucional”. Philippe Lalliot, portavoz del Ministerio francés de Relaciones Exteriores, dijo a nombre del gobierno galo: “El Consejo Nacional Electoral, autoridad competente en la materia, ha proclamado el 16 de abril la victoria del señor Nicolás Maduro al término de la elección presidencial organizada el 14 de abril en Venezuela. Francia toma nota de esta proclamación”, informó la agencia AFP. España por su parte reconoció el triunfo de Maduro al tiempo que llamó a las partes en conflicto a actuar con responsabilidad y respeto a las instituciones. “Cumplidos los trámites constitucionales y legales internos, el gobierno de España respeta la proclamación por parte del Consejo Nacional Electoral de Nicolás Maduro como presidente electo de la República Bolivariana de Venezuela”, afirmó el Ministerio en un comunicado emitido el martes por la noche. El gobierno español expresó también su deseo de que, “en el marco de la Constitución, todos los actores políticos actúen con responsabilidad y respeto a las instituciones”. Por su parte, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, condenó la violencia en Venezuela tras la proclamación de Maduro como presidente electo e instó al “diálogo”. Insulza manifestó su “profunda preocupación” por los “condenables hechos de violencia” ocurridos en las últimas horas en Venezuela, que han causado ya ocho muertos. “En una sociedad que busca la paz, el recurso de la violencia debe ser enfáticamente rechazado”, señaló el secretario general en un comunicado. Además, consideró que el diálogo es un mecanismo esencial para “asegurar la gobernabilidad de cualquier país, en un marco de concordia y con pleno respeto al pluralismo”.

Comentarios