Tenían 6 bombas y actuaron solos los sospechosos de ataques en Boston

sábado, 20 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Autoridades estadunidenses reportaron que los hermanos Tsarnaev, los chechenos sospechosos de los ataques registrados el lunes pasado en el Maratón de Boston, tenían en su poder al menos seis bombas y varias armas. Detallaron que de los artefactos explosivos sólo tres estallaron, dos más no fueron detonados y el último no fue usado; entre el armamento que poseían estaban armas de mano y un rifle. El jefe de la Policía de Watertown, Edward Deveau, dijo que durante el operativo de captura los hermanos arrojaron una bomba, con las mismas características de las que explotaron en el evento deportivo. De acuerdo con las primeras investigaciones, Tamerlan y Dzhokar Tsarnaev actuaron solos, declaró Deveau a la cadena CNN. Sin embargo, dicha afirmación no puede asegurarse con certeza, pues la inteligencia estadunidense y las fuerzas de seguridad que participaron en el operativo no pueden corroborarla ni explicar los motivos por los que los hermanos colocaron los explosivos en Boston, según la agencia EFE. Dzhokar Tsarnaev, de 19 años, continúa grave en el Centro Médico Israel Deaconess, donde permanece bajo custodia federal. El hospital está resguardado por un fuerte dispositivo de vigilancia. La cadena CNN señaló que Tsarnaev podría enfrentar cargos federales de terrorismo incluso si permanece internado en el nosocomio. Tras un impresionante despliegue que se prolongó casi hasta las 21:00 hora local, Dzhokhar fue hallado herido de bala y escondido en un bote en el patio de una casa en Watertown. Su hermano falleció la madrugada del viernes en un hospital tras un enfrentamiento con la policía. El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, dijo que el estado del sospechoso es “grave, pero estable, aunque por el momento no es capaz de comunicarse”, de acuerdo con información de la agencia EFE. “Tenemos millones de preguntas que hacerle, esperamos que sobreviva”, afirmó Patrick. De hecho, con el fin objetivo de llegar al fondo del asunto, el FBI y la CIA no leerán sus derechos básicos al joven, conocidos como Miranda Rights, para que no pueda acogerse a permanecer en silencio cuando se realice el interrogatorio. Dzhokhar será sometido a un interrogatorio por parte de un grupo de “alto nivel” conformado por miembros de la CIA y el FBI que se encarga de casos de terrorismo. Dzhokhar, de 19 años, residía, al igual que su hermano, de forma legal en Estados Unidos a donde llegó cuando tenía 10 años cuando su familia emigró.

Comentarios