Involucran a la infanta Cristina en fraude millonario

miércoles, 3 de abril de 2013
MADRID (apro).- La infanta Cristina de Borbón y Grecia, hija menor del Rey Juan Carlos, fue acusada hoy por la justicia española en el llamado caso Nóos y deberá prestar declaración en los juzgados de Palma de Mallorca, el 27 de abril próximo. El Juez José Castro decidió inculpar a la monarca por formar parte de la junta directiva del Instituto Nóos y ser copropietaria al 50% de la sociedad Aizoon, que son las entidades investigadas como parte de la trama con la que su esposo, el duque de Palma, Iñaki Urdangarín, y el socio de éste, Diego Torres, obtuvieron millonarias ganancias en operaciones con fines de lucro, pese a ser entidades que no tenían ese carácter. De acuerdo con el auto judicial del juez, la infanta Cristina “prestó su consentimiento a que su parentesco con el Rey fuera utilizado por su marido (Iñaki Urdangarín)” a sabiendas que éste se sirvió del parentesco con la familia real para obtener “un trato generoso” por parte de administraciones públicas y empresas privadas, “disfrutando junto con su marido de los beneficios obtenidos”. Por tanto, considera que su papel fue de “cooperación necesaria” para esa trama y que, junto con su secretario personal, Carlos García Revenga, fueron incluidos en la junta directiva de Nóos “no en atención a sus capacidades”, sino “con la pretensión de aparentar ante empresas privadas e instituciones públicas que todas las operaciones” realizadas “eran conocidas y gozaban del respaldo de la casa del Rey”. El juez Castro alude que a los “indicios que hacen dudar que doña Cristina desconociera” que su “única función” en la junta directiva de Nóos era la de “una utilitarista figuración” para sacar provecho de su tratamiento “real” y considera que debe prevalecer la máxima de que “la justicia es igual para todos”. El diario El Mundo considera histórico esta decisión judicial, porque marca un antes y un después que termina con el aura de “inviolabilidad de la familia Real española”, por ser esta la primera ocasión que un miembro de esta familia resulta imputado y debe comparecer ante la justicia española. Urdangarín y Torres son imputados por delito fiscal, malversación, fraude, falsedad y blanqueo de capitales. Se le relaciona con la obtención de contratos con las administraciones de las comunidades Balear (Illes Baleares Forum  en dos ediciones) y Valenciana (Valencia Summit, en tres ediciones) por un monto de 5,8 millones de euros y contratos con entidades privadas que le reportaron beneficios por 4,4 millones de euros La decisión del juez Castro de imputar a la infanta Cristina fue adoptada tras examinar la última remesa de correos electrónicos aportados por Diego Torres y tras considerar que su actuación en la trama fue decisiva. Contra el criterio de la Fiscalía Anticorrupción que trató de salvar a la infanta, el juzgador consideró que la presencia o imagen de la infanta sirvió para conseguir contratos públicos y fue clave para el éxito del Instituto Nóos. Hasta ahora, el ministerio público consideró que no está suficientemente acreditada su intervención en la gestión de Nóos y que sigue sin existir elementos suficientes para sostener contra ella un escrito de acusación. La prensa española dio cuenta, hace unos días, de los correos aportados por Torres en los que el marido de la infanta Cristina le remite a su mujer comunicados para consultarle diversas gestiones que tenían la intención de realizar operaciones con el referido instituto. En concreto, uno de dichos correos, fechado el 20 de febrero de 2003, Urdangarín remite a la infanta Cristina un mensaje donde se lee: “una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar”, en el que señala: “Hay dos versiones. Clientes, ´colab´ y amigos y la otra para Octagón (no quiero sacar ampollas). Léelo y dime lo que piensas please… Ciao”. Le dice, además, que “a veces por no saber lo que piensas voy más perdido, pero mi reacción no es la dejarte así”. Otro correo electrónico fechado el 17 de junio del mismo año, Urdangarín le reenvía a su esposa un mensaje de Nissan sobre la resolución del concurso ´Estudio e notoriedad World Series by Nissan´, en el que está compañía indica que una vez recibidos y analizados los presupuestos solicitados, la mejor oferta es la presentada por Nóos. Asimismo, el 5 de abril de 2004, Urdangarín reenvía adjunto a la Infanta un artículo que “trabajamos el día pasado en el seminario y un resumen del mismo. Me parece interesante”. Carlos García Revenga, secretario personal de las infantes Cristina y Elena, es el destinatario de otro correo de Urdangarín, fechado el 26 de febrero de 2004, en el que le pide que le diese “una copia a Cristina de mi parte”. El rey Juan Carlos aludió en su discurso de navidad de diciembre de 2011 que la “justicia es igual para todos”, sin embargo, hoy la Casa Real expresó hoy su “sorpresa” por el “cambio de posición” del juez Castro, instructor del caso Nóos, al decidir imputar a la Infanta Cristina, al tiempo que mostró su “absoluta conformidad” con la decisión de la fiscalía de recurrir esa medida, dijo un portavoz citado por el diario El Mundo, después de conocerse la imputación de la monarca.

Comentarios