El Vaticano confina a cardenal británico pederasta

miércoles, 15 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).— El polémico cardenal británico Keith Patrick O´Brien, acusado de abusar sexualmente de otros religiosos, fue obligado a abandonar Escocia para realizar un “periodo de penitencia” durante unos meses, informó hoy el Vaticano en un comunicado. En el escrito oficial detalla que tal castigo penitencial se realizó por instrucciones del Papa Francisco, quien en su poco tiempo de pontificado ha mostrado mano dura contra los prelados pederastas. Dice el escueto comunicado: “El cardenal Keith Patrick O´Brien, arzobispo emérito de St. Andrews y Edimburgo, de acuerdo con el Santo Padre, en los próximos días abandonará Escocia durante unos meses, que dedicará a renovación espiritual, plegarias y penitencia”. Por el momento, el Vaticano no ha revelado el lugar al que será enviado O´Brien para cumplir con su penitencia. De 75 años de edad, el hoy exarzobispo fue acusado de llevar “comportamiento inapropiado” contra otros religiosos, en la década de los ochenta. Uno de sus acusadores es un hombre de 50 años, actualmente casado y con hijos, quien reveló que cuando era un joven seminarista O´Brien abusó sexualmente de él. Tales acusaciones provocaron que el cardenal renunciara al gobierno pastoral de Edimburgo, y que el anterior Papa, Benedicto XVI, aceptara su renuncia el 25 de febrero pasado, poco antes de dejar el trono pontificio. Ante esto, el mismo O´Brien anunciaría, días después, que no participaría en el cónclave de cardenales mediante el cual se eligió al Papa Francisco. Y también pidió perdón al admitir que su “conducta sexual” estuvo “a veces” por debajo de los estándares que se esperaban de él “como sacerdote, arzobispo y cardenal”.

Comentarios