Vive Venezuela otra crisis... con escasez de papel higiénico

sábado, 18 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Además de la crisis política, Venezuela enfrenta últimamente una escasez de diversos productos básicos como leche, café, harina de maíz y manteca. Pero el desabasto de papel higiénico ha generado inconformidad y molestia entre los ciudadanos. El diario español El Mundo reporta que en los estados de Táchira, Apure y Lara los comerciantes tienen serios problemas para abastecerse de pasta de dientes, papel higiénico y desodorante. En tanto que en San Cristóbal algunos comercios venden hasta dos paquetes de cuatro rollos por persona, mientras en otros sólo venden el rollo industrial utilizado en cafeterías y restaurantes. Los venezolanos forman largas colas en los mercados para adquirir productos de primera necesidad. Para comprar artículos de aseo personal como desodorantes, jabón y pasta dental esperan hasta tres horas. El presidente Nicolás Maduro culpó de la escasez de papel higiénico a un plan de la oposición, que acapara y desaparece productos para derrocarlo. Según el ministro de Comercio venezolano, Alejandro Fleming, dicho plan “oscuro” consiste en acaparar las reservas de papel para hacerlo desaparecer y así “derrocar” al régimen. Para contrarrestar el desabastecimiento en varios estados del país, el gobierno venezolano anunció que importará 50 millones de rollos de papel higiénico. Sin precisar a quién se le comprará o cuándo llegarán los rollos, Fleming aseguró en que “no hay deficiencia en la producción” que tiene un “consumo mensual de 125 millones de rollos”, pero que ahora hay una sobredemanda. “La revolución traerá al país el equivalente a 50 millones de rollos de papel higiénico (...) para que nuestro pueblo se tranquilice y comprenda que no debe dejarse manipular por la campaña mediática de que hay escasez”, afirmó. No obstante, sectores empresariales y la oposición consideran que esta escasez de rollos de papel es consecuencia de las políticas de control de precios y cambios que espanta a los inversores extranjeros. “No hay papel porque aquí se vende muy barato, no a su precio real. Nadie lo produce ni lo quiere ya importar”, dijo a la AFP William Sayago, de 33 años, subgerente de un centro comercial en Caracas. “Siempre han faltado cosas, pero eso del papel sí que es un desastre. Y como no hay papel, se acaban las servilletas y las toallitas” para cocina, lamentó Frank Washington, empleado de un pequeño comercio que no vende papel sanitario desde noviembre pasado porque el abasto está destinado a las cadenas de supermercados. El costo de un paquete de cuatro rollos de papel es de 18 bolívares (poco más de 35 pesos mexicanos) desde hace tiempo, en un país donde la inflación acumula 12.4% este año.

Comentarios