Salud de Mandela crítica, pero estable

jueves, 27 de junio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El estado de salud del expresidente sudafricano y Premio Nobel de la Paz 1993, Nelson Mandela, se mantiene en estado crítico, pero estable, informó el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma. De acuerdo con el más reciente reporte médico, el estado de salud de Madiba, como llaman de cariño a Mandela, mejoró durante la noche. En un comunicado, Zuma, quien canceló un viaje a Mozambique para visitar al luchador social de 94 años de edad, informó que el equipo médico hace un trabajo “excelente” para mejorar la salud del mandatario quien fue conectado a un respirador artificial el miércoles pasado. "Está mucho mejor hoy de lo que estaba cuando le vi anoche", agregó el mandatario sudafricano, quien visitó hoy de nuevo a Mandela en el MediClinic Heart Hospital de Pretoria al que ingresó el pasado 8 de junio por una recaída de una infección pulmonar. "Cancelé hoy mi viaje a Mozambique para verle (a Mandela) y consultar a los doctores. El equipo médico sigue haciendo un trabajo excelente. Tenemos que rezar por la salud de Tata (padre, en el idioma xhosa,) y enviarle buenos deseos", dijo Zuma en el comunicado. El mandatario sudafricano también expresó su molestia por los rumores difundidos por algunos medios sobre la salud del expresidente Mandela y pidió "respeto para la privacidad y dignidad" de Madiba. Al respecto, Makaziwe Mandela, hija del ícono de la lucha contra la segregación racial, calificó de “mal gusto” la intrusión de algunos medios de comunicación a la privacidad de la familia Mandela. "Hay una especie de componente racista de muchos de los medios de comunicación extranjeros (…) son realmente como buitres esperando que el león devore al búfalo. Esa es la imagen que tenemos como familia", declaró la hija mayor de Madiba. Momentos antes de que se diera a conocer el más reciente parte médico, Makaziwe afirmó en una entrevista con la radio pública SAFM, que su padre estaba en estado "muy crítico" pero que seguía abriendo los ojos y reaccionaba al tacto, aunque reconoció que "no tiene buen aspecto" y "puede pasar cualquier cosa de forma inminente". Por su parte, el portavoz Mac Maharaj se negó a comentar sobre el último informe de la principal red de noticias de la televisión de Estados Unidos en el sentido de que Mandela está en terapia intensiva pues, dijo, es parte de la relación confidencial de Mandela con sus médicos. La familia de Mandela se reunió la mañana de este jueves en el hospital de Pretoria y por ahí también desfilaron el presidente Zuma y la ministra de Defensa, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, titular del departamento encargado de la seguridad y el cuidado de los expresidentes y de los funerales de Estado. Mandela luchó durante 67 años contra el régimen de segregación racial del apartheid, en cuyas cárceles pasó 27 años y contrajo los problemas respiratorios que padece. Tras ser liberado en 1990, Madiba encabezó, junto al último presidente del apartheid, Frederik De Klerk, el desmantelamiento pacífico del régimen racista lo que les valió a ambos el Premio Nobel de la Paz de 1993. En 1994 Mandela fue elegido presidente de Sudáfrica y desde ese cargo afianzó la paz racial, después de más de cuatro décadas de dominación racista de la minoría blanca.

Comentarios