No hay que marginar a los gays, también "son hermanos": Papa

lunes, 29 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- “¿Quién soy yo para juzgar a los homosexuales?”, declaró el Papa Francisco, luego de hacer un exhorto para que no se discrimine a las personas que tienen esta orientación sexual. En una entrevista que sostuvo con los periodistas que lo acompañaban en el avión que lo llevó de Brasil a Italia, luego de haber concluido su visita apostólica de una semana en Río de Janeiro, el Papa abordó el tema de la homosexualidad. “Si un gay busca al señor, ¿quién soy yo para juzgarlo? No se debe discriminar y marginar a estas personas”, dijo el pontífice argentino. Y señaló que los homosexuales también son “hermanos”. Por eso –agregó— cuando “uno se encuentra perdido así, debe ser ayudado”. Lo que realmente importa es que la “persona sea de bien”. Jorge Bergoglio indicó que su postura ante los gays es la misma que la del Catecismo de la Iglesia católica, el cual pide comprensión hacia ellos. Los periodistas con quienes viajaba también le preguntaron sobre el famoso lobby gay que tiene mucha influencia en la curia romana y está integrado por poderosos prelados. El pontífice respondió: “Se escribe tanto del lobby gay en la Santa Sede, pero aún no tengo una carpeta con la identidad de quién sería parte. El problema es hacer lobby de cualquier tendencia: lobby político, lobby masónico y también lobby gay”. Y ante las informaciones periodísticas que acusan de homosexual a uno de sus principales colaboradores, Battista Roca, el Papa dijo que él mismo investigó al respecto y descubrió que tales acusaciones no tienen fundamento. El Papa abordó otros temas, como el escándalo de los “vatileaks”, que consistió en la fuga de información confidencial durante los últimos días del pontificado de Benedicto XVI. Bergoglio indicó que aunque ese fue “un problema grave”, a él jamás “le dio miedo” enfrentarlo. Además dijo que tampoco le preocupa la coexistencia de dos pontífices en el Vaticano, él y Benedicto XVI, ya que “es como tener un abuelo en casa: es venerado, es amado y escuchado. Yo le dije a él: ´Usted haga su vida´”. Indicó que Benedicto XVI “es como mi papá, tengo un problema y voy con él. Lo quiero mucho. Me puse contento cuando fue elegido Papa en 2005 y lo seguí con afecto y obediencia”. El avión de Alitalia que lo llevó de regreso a Roma salió de Río de Janeiro la noche de ayer domingo, por lo que el pontífice ya se encuentra en El Vaticano, luego de permanecer una semana en Brasil, presidiendo la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud.

Comentarios