Caso Snowden: avión de Evo Morales hace escala técnica en Islas Canarias

miércoles, 3 de julio de 2013
MADRID (proceso.com.mx).- El avión que lleva de vuelta al presidente Evo Morales hacia Bolivia, aterrizó hoy antes de las 17:00 horas –hora europea— en el aeropuerto de Gando, en Gran Canarias, procedente de Viena, para realizar una escala técnica para repostar combustible, luego del rocambolesco viaje tras su visita a Moscú. Su salida de Viena tuvo lugar después de 13 horas de hacer una escala forzada, luego que Francia, Portugal, Italia y España le impidieran el uso de su espacio aéreo y aterrizar en sus estaciones aéreas, por las sospechas que viajaba abordo el técnico estadunidense Edward Snowden. Morales acusó a España de ser uno de los países europeos que condicionó la autorización del uso de su espacio aéreo y de la escala técnica a que su avión oficial fuese inspeccionado por autoridades austriacas. El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, acusó a Estados Unidos de promover “el secuestro de Evo Morales en Europa” y reprochó la actitud sumisa de las naciones europeas que restringieron el libre tránsito al avión presidencial boliviano. Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC) español, José Manuel García-Margallo negó aquí ese extremo: “No es verdad que se le pidiese permiso para inspeccionar el avión”, dijo, y reiteró que no existió “ninguna prohibición” para que la aeronave sobrevolara el espacio aéreo español, por el contrario, aseguró, España intentó “allanar el camino” en este caso. Al respecto, el presidente español, Mariano Rajoy zanjó hoy el tema desde Alemania, al declarar que “lo importante es que Snowden no va en ese avión y, por tanto, todo este debate que se ha producido es un poco artificial”. Sin embargo, fuentes diplomáticas revelaron que el embajador español en Austria, Alberto Carnero, durante su mediación con el presidente Morales, pidió que les permitiera a las autoridades austriacas revisar el avión “a petición de Estados Unidos”. La misma fuente sostuvo que Morales accedió a que se revisara la aeronave para corroborar que el filtrador estadunidense Edward Snowden no se encontraba a bordo de la aeronave boliviana. La versión del presidente Morales es que el embajador español le pidió, durante la madrugada, acceder al avión. “Me pidió tomar un café dentro del avión para ver el avión. Y, en el fondo, querer controlarlo. Dije que no puede, por normas internacionales. Además, no soy un delincuente como para que controlen el avión”, según despachos periodísticos. La agencia Europa Press informó que el aparato Falcon 900, cuya matrícula es FAB-001, tiene previsto permanecer en la isla canaria hasta las 19:00 horas. En el aeropuerto Gando se desplegó un fuerte dispositivo de los cuerpos y fuerzas de seguridad españolas, en las inmediaciones de la aeronave. El avión de Morales salió de Moscú pero como circularon versiones de que posiblemente lo había abordado Snowden, varios países europeos le impidieron usar su espacio aéreo y aterrizar en sus estaciones aéreas. Lo hizo primero Portugal, luego Francia y también Italia. El gobierno boliviano denunció que Francia, Portugal, Italia y España pusieron en riesgo la vida del presidente Morales con la prohibición de sobrevuelo. Según García Margallo, España brindó una autorización para hacer escala en Islas Canarias, pero como la aeronave no aterrizó en “el plazo previsto”, se tuvo que gestionar una “ratificación” del permiso, lo que sucedió esta mañana, a primera hora.

Comentarios