Lamenta Evo Morales "servilismo" de países europeos con EU

jueves, 4 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente boliviano Evo Morales aseguró que de regreso a su país, luego de su visita a Moscú, él y su pueblo sufrieron una “humillación”, y lamentó que en Europa aún existan países “que son más serviles” a la política de Estados Unidos. Después de que Francia y Portugal retiraron los permisos de sobrevuelo y aterrizaje del avión presidencial de Bolivia, Morales dijo que desconoce cuál era el "objetivo central" de esa medida. Indicó que hasta ahora no sabe si las naciones europeas que adoptaron esa actitud buscaban "asustar, acallar o intimidar", y calificó como "imposible" la idea de sacar de Rusia al estadunidense Edward Snowden, como se especuló en un momento. "Es imposible decir o afirmar que Evo se estaba llevando a ese agente norteamericano. Si tienen tantos aparatos de inteligencia, ¿quién podía ocultamente poder cargar a un agente en el avión del presidente? Interpol está en todos los países", recalcó. El impedimento para utilizar el espacio aéreo de los países europeos, añadió, fue "una humillación que no es al presidente, sino a todo el continente" para "amedrentar" a Bolivia y Latinoamérica. Constituye un "pecado y un delito" ser "indígena y anti-imperialista y desde ahí cuestionar las políticas económicas que sólo llevan a la miseria y la pobreza, y cuando no pueden dominarnos (hacen) guerras, intervenciones para la dominación", puntualizó Morales en un acto de gobierno en la ciudad boliviana de Cochabamba difundido por los medios de comunicación. Señaló, asimismo, que su gobierno "hará respetar ante los organismos internacionales las normas y tratados internacionales. No basta sólo una disculpa de algún país donde no nos permitió cruzar su territorio". La actitud de Francia y Portugal de retirar los permisos de sobrevuelo y aterrizaje al avión boliviano –que obligó al mandatario a permanecer 14 horas en Austria– constituye una "agresión", insistió Morales. "La actitud de ambos países constituye una violación a los convenios internacionales vigentes, atentando contra la vida y seguridad de un jefe de Estado, obligando a realizar un aterrizaje de emergencia en la República de Austria", acotó la cancillería en un comunicado. Por otro lado, el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, informó que este jueves se reunieron en el país sudamericano los presidentes de Argentina, Cristina Kirchner; Ecuador, Rafael Correa; Venezuela, Nicolás Maduro; Uruguay, José Mujica, y Surinam, Dési Bouterse (Surinam), para asistir a un acto “de apoyo incondicional” al gobierno de Evo Morales frente a la “desproporcionada e injusta agresión de Estados Unidos y sus aliados europeos". No se confirmó la presencia de Dilma Rousseff (Brasil), Ollanta Humala (Perú), Sebastián Piñera (Chile) ni de Juan Manuel Santos (Colombia), pese a que Correa estuvo gestionando una cumbre de emergencia de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), apenas se enteró de que Morales aterrizó de emergencia en Austria, por el veto aéreo. El secretario general de la Unasur, Alí Rodríguez, dijo que los que aún no confirmaron su presencia en Cochabamba, "informarán posteriormente el nivel de su representación". Sin embargo, se escucharon voces disonantes sobre la reunión de países. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se solidarizó con su par boliviano, pero llamó a evitar que el incidente ocurrido "se convierta en una crisis" con Europa. "Nos solidarizamos con Evo Morales, porque es inaudito lo que le hicieron, pero no permitamos que se convierta en crisis diplomática AL (América Latina)con UE", escribió Santos en su cuenta en la red social Twitter. Mientras tanto, en varios países del mundo continuaron este jueves las reacciones de rechazo a la decisión de Francia, Italia, Portugal y España de prohibir que el avión de Morales sobrevolara su espacio aéreo. "La acción de las autoridades francesas, españolas y portuguesas no puede interpretarse como un gesto amistoso hacia Bolivia o Rusia", dijo el ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado, y pidió que se "respete la soberanía" de todos los países. La víspera, los presidentes y gobiernos de Argentina, Chile, México, Ecuador, Uruguay, Venezuela, Costa Rica, Brasil y Perú, además de la Organización de Estados Americanos, condenaron la actitud de las naciones europeas y exigieron explicaciones. El Mercosur se declaró este jueves indignado por el incidente y consideró el suceso como una "grave ofensa" al bloque regional, según un comunicado difundido en Montevideo.

Comentarios