Gran Bretaña: El poder de las minorías

viernes, 16 de agosto de 2013
LONDRES (apro).- Un histórico cambio demográfico en el Reino Unido hará que el voto de las minorías étnicas — incluidos latinos, asiáticos y africanos— determine el resultado de las elecciones generales de 2015, y de las políticas de un futuro gobierno británico. De acuerdo con un estudio del grupo pluripartidista Operation Black Vote (OBV), dado a conocer el pasado 11 de agosto, el número de circunscripciones electorales del país donde votantes de minorías étnicas podrían decidir el resultado de las elecciones ha trepado a 70%. Distritos donde electores de minorías étnicas podrían determinar el voto final de las elecciones incluyen zonas como Southampton, Oxford, Sherwood, Ipswich y Northampton, todas industriales o de importancia financiera y cultural en Inglaterra. Las conclusiones del estudio han sido de gran preocupación para el gobernante Partido Conservador, que ha admitido que tiene problemas para captar el voto de las minorías étnicas, principalmente por ser visto como una agrupación anti-inmigración y muy nacionalista. El partido que encabeza el primer ministro David Cameron se aseguró sólo 16% de los votos de minorías étnicas en las elecciones pasadas de mayo de 2010, comparado con 68% del opositor laborismo. Los expertos y analistas políticos sostienen que esta tendencia continuará e incluso aumentará, cambiando eventualmente la dinámica y el balance del poder en la política británica. Simon Woolley, portavoz del OBV, sostuvo que el voto procedente de los inmigrantes negros "nunca había sido tan poderoso como ahora". "Estas son muy buenas noticias para todos aquellos que pensaban que las minorías podían algún día cambiar las cosas en este país. Con este cambio del poder político estoy seguro que muchos demandarán una mayor igualdad racial. Esta investigación marca un cambio en el juego político, pero por sobre todo, si las comunidades de minorías étnicas y los políticos responden de forma positiva la democracia ganará", agregó. Simon Hughes, vicepresidente del Partido Liberal Democrático, que es socio minoritario en el gobierno de coalición, manifestó que las conclusiones del estudio "son muy significativas", al destacar que al menos que todos los partidos y candidatos se involucren con la realidad y busquen ganar el apoyo de las minorías étnicas del país, “estarán en dificultades políticas a nivel local". "Además verán reducidas en gran medida sus perspectivas electorales", continuó. De acuerdo con estimaciones oficiales, los cambios en el mapa étnico de Gran Bretaña ya son suficientes para costarle a Cameron las próximas elecciones generales. El déficit en la carrera electoral para los conservadores le costará entre 20 y 40 asientos para los comicios de 2015, según pronósticos elaborados por el profesor Anthony Heath, de la Universidad de Oxford. El investigador estudió los cambios demográficos de grupos étnicos y sus efectos en las elecciones generales. En 2010, el laborismo obtuvo el segundo peor resultado electoral de su historia, pero incluso así ese partido aplastó a los “tories” (conservadores) en el voto de minorías étnicas: 68% contra 16%. Operation Black Vote estima que el voto de minorías étnicas será incluso mayor en los comicios de 2015. Heath, que planea publicar próximamente un libro acerca del creciente poder electoral de las minorías étnicas en el Reino Unido, declaró que el voto de los inmigrantes o descendientes de inmigrantes en el país "puede ser ganado por el Laborismo, pero sólo si se hacen esfuerzos activos, incluyendo resolver las preocupaciones de esos grupos étnicos”. “Por ahora hay pocas señales de una erosión a largo plazo para el laborismo”, destacó el experto. Por otra parte, desde el Partido Conservador se están haciendo esfuerzos concertados para poner en marcha medidas impopulares en áreas con altas concentraciones de inmigrantes o personas de minorías étnicas, incluyendo publicar afiches en los que se pide a los “inmigrantes ilegales” regresar a sus hogares. Los “tories” están ahora más preocupados en ganar el voto de las clases medias y bajas tradicionalmente blancas en Gran Bretaña, ante un fuerte avance del xenófobo y antiinmigración Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP). Estas medidas tienden a caer muy mal entre los votantes de minorías étnicas. Nadhim Zahawi, parlamentario conservador por la circunscripción inglesa de Stratford-on-Avon (norte de Londres), quien está a favor de una amnistía para los inmigrantes indocumentados, afirmó que la conclusión del informe debería llevar a redoblar los esfuerzos para atraer a votantes negros, asiáticos y de otros orígenes étnicos al partido oficialista. “Estos números son significativos. El voto de las minorías étnicas será importante. Nuestro partido está en medio de un debate y este es un tema que debe ser tomado ahora muy seriamente”, continuó. Además de crecer en número, las minorías étnicas en Gran Bretaña están abandonando las periferias de zonas urbanas, a circunscripciones más tradicionalistas. El censo de 2001 reveló que la población de minorías étnicas del país era de 7%, mientras que diez años más tarde, en el censo de 2011, la cifra aumentó a 11%. De acuerdo con el estudio del OBV, el voto de minorías étnicas será crucial en zonas como el Midlands inglés, la costa sur de Inglaterra, East Anglia y condados del noreste de Inglaterra, tradicionalmente conformado por votantes británicos blancos. Y entre las ciudades, aquéllas con cada vez mayor número de inmigrantes son Londres, Birmingham, Blackpool, Brighton, Newport, Northampton, Norwich, Ipswich, Plymouth, Portsmouth y Newcastle. En las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en 2012, la derrota del candidato republicano Mitt Romney se debió en parte a que no logró conectar con un creciente electorado de minorías étnicas. En el Reino Unido, los esfuerzos del Partido Laborista para garantizar y aumentar su fuerte liderazgo en cuanto a las minorías étnicas están a cargo del parlamentario musulmán Sadiq Khan, quien desafío a Ed Milliband en la campaña por el liderazgo del partido. “El ADN de la política necesita cambiar en vista de este estudio. Esta investigación demuestra cuán importante será el electorado de minorías étnicas en las futuras elecciones generales. Cualquier partido que quiera ganar seriamente necesitará ganar sí o sí el voto de minorías étnicas”, sentenció. Según Khan, el laborismo no puede valerse sólo de un predominio de este voto, ya que existe otro electorado mayoritario que debe sentirse representado. El legislador destacó además el caso de las recientes elecciones municipales de Bradford (norte de Inglaterra), en las que los electores musulmanes le dieron la espalda al Laborismo, votando en masa por el candidato de izquierda George Galloway, del partido antiguerra Respect. “No podemos subestimar el voto de las minorías étnicas”, indicó el parlamentario laborista. Si los conservadores no logran obtener una victoria mayoritaria en 2015, ello significará que la última vez que ganaron con una mayoría absoluta fue hace más de un cuarto de siglo, bajo el liderazgo de John Major, en 1992. "Los conservadores necesitan reajustar su atracción de la misma forma que el laborismo creó el ‘Nuevo Laborismo’ para lidiar con un decline en el voto tradicional de las clases trabajadoras", explicó el profesor Heath. En los comicios de mayo de 2010, los conservadores ganaron 306 asientos en el Parlamento, 20 menos que para obtener una mayoría absoluta, en tanto que el laborismo se quedó con 258 asientos, y los liberales democráticos, 57. Para las elecciones de 2015, el Partido Conservador de Cameron busca mantener 40 asientos claves y ganar otros 40. En ese sentido, Cameron le dio al vicepresidente de la agrupación, el parlamentario Alok Sharma, la labor de mejorar la imagen del partido entre los votantes de minorías étnicas. "Este análisis habla por sí solo al resaltar el fuerte impacto que tendrán las minorías étnicas en ciertas circunscripciones electorales del país. Pero finalmente lo que le importa al común de los trabajadores y personas emprendedoras, es que más allá del origen étnico de cada uno, lo esencial es resolver (los problemas) de nuestra economía”, concluyó el diputado oficialista. Lo cierto es que más allá de las diferencias de apreciación partidarias, las elecciones generales de los próximos dos años tendrán ahora a un nuevo protagonista: el elector de minoría étnica, que con su voto en masa y su creciente poder podrá hacer valer sus derechos inalienables para establecer un nuevo balance en el complejo mapa de poder del Reino Unido.

Comentarios