Denuncia el director de "El Mundo" que es espiado por el gobierno de Rajoy

viernes, 2 de agosto de 2013
MADRID (apro).- El director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, denunció hoy que está siendo “seguido y vigilado” por el gobierno español a partir que empezó a publicar información exclusiva sobre el caso Bárcenas, la trama de corrupción al interior del Partido Popular (PP) que puso en un predicamento al presidente Mariano Rajoy. En una entrevista televisiva, Pedro J. Ramírez pidió al presidente Rajoy y a su gobierno que “haga el favor de desmontar el mecanismo de vigilancia y seguimiento policial que está organizado en torno a mi persona, a mi domicilio, a los restaurantes a los que yo acudo y que está limitando mi capacidad de movimiento y me hace sentir también limitado en el ejercicio de mi derecho a la información”. En enero pasado, el diario El Mundo publicó una primera información que advertía que los dirigentes del PP cobraban sobresueldos de una contabilidad, aunque fue el diario El País el que publicó las primeras copias de dichos documentos. Sin embargo, después de que el extesorero del PP, Luis Bárcenas, fue encarcelado en la prisión de Soto del Real, El Mundo publicó un texto de Ramírez resultado de cuatro horas de conversación con Bárcenas, donde confirmó que sí ha existido financiación ilegal en ese partido, proveniente de los comisiones que pagaron importantes constructores y empresarios españoles, a cambio de contratos de obra y servicios públicos. Días después difundió dos hojas originales de los apuntes de Bárcenas que aportaban nueva información de este escándalo de corrupción. Asimismo, este medio difundió una serie de mensajes SMS que Rajoy y Bárcenas intercambiaron entre 2011 y marzo pasado, que comprometen sobremanera al primero, porque los envía siendo presidente del gobierno, pero además, cuando ya era público que Bárcenas tenía cuentas por 48 millones de euros en Suiza, cuyo origen aún no se aclara. Estos SMS fueron el centro de los embates de los partidos de oposición contra Rajoy durante su comparecencia ante el Congreso de los Diputados, celebrado la víspera, el 1 de agosto, donde Rajoy argumentó que cometió un error en creer en Bárcenas, pero negó ser parte de la trama o encubrirlo. En una de sus intervenciones, el presidente Rajoy atacó al diario El Mundo, recurriendo a la cita de una vieja declaración del opositor Alfredo Pérez Rubalcaba, en 1997, sobre el caso Roldán, cuando éste señaló: “El Mundo manipula y tergiversa adecuadamente las denuncias de un delincuente para generar una calumnia que a mediodía será amplificada por las televisiones”. Sólo un día después de ese señalamiento de Rajoy contra el matutino, su director señaló el seguimiento de algún cuerpo de policía que le toma fotos a donde quiera que va. “Sería bien sencillo que diera una orden a sus subordinados para que ese dispositivo que ayer por la noche todavía estaba organizado en torno a mi persona se desactive cuanto antes”, dijo Ramírez en la televisora La Cuatro. La vigilancia en torno suyo ha ido “in crescendo”, explicó. “Al principio eran episodios que podían parecer casuales, pero luego se han ido concatenando sistemáticamente”. Relató que cada que llega a un restaurante enseguida “se sienta enfrente un señor tratando de fotografiar a la persona que está conmigo o tratando de fotografiarme a mí”. Personal de seguridad del propio diario, reveló que detectó la movilización de quienes le siguen, que tiene el número de las matrículas y que ha detectado motocicletas con cámaras en los casos de los conductores que le siguen. El control sobre sus actividades empezó a crecer, dijo, a partir que el diario publicaba los elementos documentales e información de interés del caso Bárcenas.

Comentarios