Tribunal egipcio ordena la liberación del expresidente Hosni Mubarak

miércoles, 21 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de haber cumplido el tiempo máximo de prisión provisional sin ser juzgado, un tribunal ordenó este miércoles la excarcelación del expresidente egipcio Hosni Mubarak, depuesto por las protestas de la primavera árabe en 2011. De acuerdo con un asesor jurídico del tribunal penal de El Cairo-Norte, el dictador de 85 años de edad podrá residir en su casa durante el resto del proceso judicial. "La decisión de liberar a Mubarak emitida hoy (...) es definitiva y la Fiscalía no puede apelarla", señaló el magistrado Ahmed el Bahrawi. El exdictador fue condenado a cadena perpetua el año pasado por no haber evitado la muerte de manifestantes, pero un tribunal aceptó el recurso presentado por la defensa del exmandatario al inicio de 2013 y ordenó repetir el juicio, que continuará el próximo domingo 25. El tribunal que se pronunció hoy dirige un proceso contra el expresidente en el que se le acusa de haber recibido lujosos regalos del consorcio mediático estatal Al Ahram. Sin embargo, Mubarak ha devuelto una cantidad equivalente al valor de esos regalos, lo que habría motivado la decisión. Otro tribunal decidió hace dos días el fin de la prisión preventiva a Mubarak por otro caso de corrupción. El exmandatario egipcio fue obligado a dimitir por la cúpula militar en febrero de 2011 tras las revueltas de la primavera árabe. Su puesta en libertad se considera controvertida ante la delicada situación del país. Por otra parte, el expresidente Mohamed Mursi, elegido tras las elecciones democráticas posteriores a la caída de Mubarak, sigue recluido en un sitio desconocido, igual que el máximo dirigente de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, detenido el pasado martes 20. Desde el golpe de Estado del pasado 3 de julio, que derrocó al expresidente Mursi, los enfrentamientos entre el Ejército y los detractores de Mursi con los Hermanos Musulmanes y las milicias armadas que los apoyan han provocado al menos 900 muertes, según las cifras oficiales, entre ellos 100 soldados y policías.

Comentarios