Insta Obama a aprobar reforma migratoria este año

martes, 28 de enero de 2014
WASHINGTON (apro).- Esta noche el presidente estadunidense Barack Obama volvió a encomiar al Congreso federal a aprobar una reforma migratoria integral que, subrayó, ayudará en las próximas dos décadas al crecimiento económico y a reducir el déficit presupuestal en casi un billón de dólares. En su informe sobre el Estado de la Unión, que en esta ocasión se concentró en más de 80% en asuntos económicos, Obama destacó que “cuando la gente viene aquí a cumplir sus sueños, estudiando, inventando y contribuyendo a nuestra cultura, ellos pueden hacer de nuestro país un lugar más atractivo para las empresas y para la creación de empleos para todos. Por eso debemos aprobar este año la reforma migratoria”, apuntó. Además, con el objetivo de reducir las diferencias económicas entre pobres y ricos, el mandatario anunció, ante una sesión plenaria del Congreso federal, la puesta en marcha de una serie de órdenes ejecutivas. El presidente destacó que, conforme a los privilegios que le brinda la Constitución, firmará órdenes para incrementar el salario mínimo de los trabajadores del sistema federal, así como para crear una cuenta de ahorros para la jubilación de millones de estadunidenses. También buscará establecer institutos de entrenamiento laboral, asó como mejorar la eficiencia del combustible que usa el transporte de carga, y crear alianzas con el sector privado con el fin de generar nuevas plazas laborales en toda la Unión Americana. “En las próximas semanas emitiré una orden ejecutiva que requerirá a las contratistas federales pagar a sus empleados un salario justo, de por lo menos 10.10 dólares por hora”, declaró Obama ante los miembros de la Cámara de Representantes y Senadores, reunidos en el Capitolio junto a casi todos los integrantes de su gabinete y los nueve jueces de la Corte Suprema de Justicia. El presidente indicó que actualmente el salario mínimo de los empleados federales resiente una devaluación de 20% respecto de su poder adquisitivo registrado en los ochenta, durante la presidencia de Ronald Reagan. En referencia a la orden ejecutiva que firmará para reducir las diferencias económicas entre los estadunidenses, Obama aseguró que su determinación “ayudará a las familias, creará un mayor consumo que favorecerá a los empresarios y no involucrará algún nuevo programa burocrático”. Ante la molestia de los legisladores republicanos, por su decisión de actuar de manera unilateral con base en los derechos que le brinda la Constitución, Obama reiteró que a lo largo de sus cinco años de mandato ha intentado trabajar siempre con el Congreso federal, pero que ante tantas negativas a sus programas y proyectos de ley de recuperación económica, ajuste laboral y apoyo a las pequeñas y medianas empresas, no tuvo más remedio que echar mano de sus prerrogativas ejecutivas. “Puedo tomar acciones sin necesitar legislaciones para ampliar oportunidades económicas a más familias estadunidenses, y eso es lo que voy a hacer”, subrayó Obama. Pese a que a la fecha cuenta con un nivel muy bajo de popularidad entre sus conciudadanos, Obama destacó una larga lista de avances económicos concretados durante su primer mandado y el primer año de su segundo y último periodo presidencial. “Aquí están los resultados: la tasa más baja de desempleo en más de cinco años; el resurgimiento del marcado de bienes raíces; un sector manufacturero que crea más empleos; más producción doméstica de petróleo que la que compramos al resto del mundo; nuestros déficit reducidos a más de la mitad y, por primera vez en una década, los líderes empresariales alrededor del mundo han declarado que China no es más el lugar ideal para las inversiones; ese lugar es ahora Estados Unidos”, sentenció Obama. En materia de política exterior abordó como aspectos más sobresalientes el retiro de las tropas estadunidenses de Irak y que, en el caso de Afganistán, su salida se concretará a finales de este año. “Después de 2014 respaldaremos a un Afganistán unificado para que se haga responsable de su propio futuro”, matizó el presidente. Asimismo, habló de los éxitos que ha tenido su gobierno en la lucha internacional contra el terrorismo, e insistió en que gracias a esto la organización terrorista de Al-Qaeda se encuentra muy debilitada. En el caso de Siria, señaló que su gobierno continuará recurriendo a la diplomacia para intentar resolver las diferencias con el gobierno de ese país, en lugar de enviar a soldados a pelear más guerras. Sobre Irán, reiteró que continuará buscando una solución negociada para alcanzar un acuerdo nuclear con fines pacíficos, y dijo rechazar cualquier acción legislativa para imponer sanciones económicas a esa nación. Obama también señaló que su gobierno, en colaboración con el Congreso, trabajará para reformar los sistemas de inteligencia de Estados Unidos, así como fortalecer el combate a los grupos terroristas. “Reformaré nuestros sistemas de vigilancia porque es vital para nuestra comunidad de inteligencia que cuente con la confianza del publico. Aquí y en el extranjero la privacidad de la gente común y corriente no será violada”, ofreció Obama. Respecto de los vínculos de Estados Unidos con el resto de los países del mundo, Obama dijo que con Europa la relación está mejor que nunca, y que en Ucrania respaldará los principios democráticos que se expresen con libertad y de manera pacifica. En el caso de los países de África y de América Latina y el Caribe, el presidente estadunidense no dedicó en su discurso más que una línea y media a estas regiones. “En las Américas estamos construyendo nuevos lazos comerciales, pero también ampliando nuestros intercambios culturales y de educación entre los jóvenes”, fue todo lo que dijo Obama respecto de la relación de su país con el continente americano. El informe de Obama sobre el Estado de la Unión fue básicamente de consumo doméstico, con el fin de exhortar al Congreso federal a respaldar sus iniciativas de recuperación económica, pero con el claro objetivo de que se haga más pequeña la brecha entre los ricos y los pobres en la Unión Americana.

Comentarios