Estados Unidos: "la mayor amenaza para la paz"

viernes, 3 de enero de 2014
LONDRES (apro).- Estados Unidos –una de las principales potencias nucleares y cuyo gasto militar equivale a dos quintas partes del total del mundo– es percibido por los habitantes del planeta como “la mayor amenaza para la paz”, según un sondeo global dado a conocer en Londres. De acuerdo con este sondeo, casi un cuarto de la población mundial (24%), considera que Estados Unidos es causante –de manera directa o indirecta– de los conflictos bélicos en el planeta. La encuesta, realizada por la consultora WIN/Gallup International, preguntó: ¿Qué país representa la principal amenaza para la paz mundial? El sondeo señala en segundo lugar a Pakistán (según 8% de los entrevistados), delante de China (6%), y de Afganistán, Irán, Israel y Corea del Norte, todos ellos con 5%. El listado de países más peligrosos del planeta fue completado con India, Irak y Japón (4%), seguido por Siria (3%), Rusia (2%), Australia, Alemania, los territorios palestinos, Arabia Saudita, Somalia, Corea del Sur y Gran Bretaña (todos ellos con 1%). Para 37% de los mexicanos y 17% de los canadienses, Estados Unidos sigue siendo la principal amenaza a la paz mundial, principalmente por su gran poderío militar y nuclear. Incluso 13% de los estadunidenses considera a su propio país como un impedimento para la estabilidad del planeta. La encuesta de opinión revela que 54% de la población de Rusia y 49% de la población de China –ambas naciones consideradas rivales de Estados Unidos— desconfían no sólo de este país, sino de sus aliados, como Grecia y Turquía (45% cada uno) o Pakistán (44%). Éste último uno de los principales receptores de ayuda militar estadunidense. Gasto militar De acuerdo con estimaciones del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, el presupuesto militar –incluido el destinado al arsenal nuclear-- de Estados Unidos es de 1.7 billones de dólares, cerca de 2.5% del PIB estadunidense. En 2013, las compras de Estados Unidos representaron 47% de los gastos militares mundiales, que sumaron un total de 3.7 billones de dólares. En la década pasada, Estados Unidos realizó intervenciones militares en Afganistán (2001) e Irak (2003) con el pretexto de luchar contra el terrorismo. Dichas intervenciones no contaron con el apoyo de la comunidad internacional y violaron las normas de la Carta de Naciones Unidas. El sondeo de Gallup International también reveló que a pesar de que la mayoría considera que Estados Unidos es la principal amenaza para la paz mundial, 54% de la población mundial también lo considera como el destino más popular para emigrar, muy por delante de Australia y Canadá (7%), Suiza (6%), Francia, Alemania y Gran Bretaña (4% cada uno), e Italia y Arabia Saudita (3% cada uno). En general, 38% de la población mundial dice sentirse feliz en el país donde reside. Tal sentimiento se eleva principalmente en los habitantes de Estados Unidos (46%), y de los países de Medio Oriente y el norte de África (47%), incluso a pesar de la llamada Primavera Árabe y las guerras civiles recientes en esas regiones. Y 32% de los consultados sostuvo que el próximo año llegará con mayor prosperidad económica, mientras que 30% opinó lo contrario. El informe de WIN/Gallup destacó también que para 41% de los entrevistados no haría diferencia si los gobernantes del mundo fueran mujeres, mientras que 34% consideró que las mujeres como mandatarias harían del mundo un mejor lugar para vivir. En Colombia, por ejemplo, la mayoría de la población considera que las mujeres gobernantes harían una mejor tarea a escala mundial. Sólo 17% de la población del mundo, en especial de países musulmanes, considera que las mujeres empeorarían la situación del mundo si gobernaran la mayoría de las naciones. El grupo, que difunde la encuesta cada fin de año, entrevistó entre septiembre y diciembre pasados a casi 67 mil personas en 65 países de manera directa o a través de Internet o por teléfono. El doctor Ijaz Gilani, vicepresidente de WIN/Gallup International, dijo que un decline global en el papel del Estado ha dado más poder a los ciudadanos. Sostuvo que la población mundial tiende a registrar mayores niveles de felicidad, incluso a pesar de los conflictos bélicos y amenazas militares.  

Comentarios