Denuncian presiones de Rajoy en salida de director de El Mundo

jueves, 30 de enero de 2014
MADRID (apro).- El Grupo Unidad Editorial, que publica el diario El Mundo, hizo oficial la salida de Pedro J. Ramírez, su director desde su fundación hace 25 años, en medio de versiones de supuestas presiones del gobierno de Mariano Rajoy y de la Casa del Rey, como aseguraron en redes sociales sus más cercanos amigos y colaboradores. “Unidad Editorial está convencida de que en la nueva fase que ahora se inicia se pondrán las bases que permitan restablecer el equilibrio económico y financiero de la cabecera”, explica el comunicado del grupo emitido después de la sesión del consejo de esta tarde. “Entiendo la decisión, pero si de mí hubiera dependido, habría seguido siendo director de El Mundo toda mi vida”, dijo el conocido periodista tras hacerse oficial su destitución. El nuevo director es Casimiro García-Abadillo, el actual vicedirector, y Pedro J. Ramírez publicará el próximo domingo su última colaboración, una habitual doble plana (páginas 2 y 3) donde fija su posición sobre los temas de interés periodístico. Se espera que explique ahí las verdaderas razones de su salida. Sin embargo, desde el miércoles que se corrió la versión de su salida ya se adelantaban hipótesis de presiones políticas tras la decisión de los principales inversores del grupo de medios, la matriz italiana de la empresa RCS Mediagroup. Por la mañana de hoy, el director de esRadio, Federico Jiménez Losantos, muy cercano a Pedro J. Ramírez, aseguró en su programa que “la salida de Pedro J. Ramírez de El Mundo es el triunfo de los poderes fácticos: Zarzuela (La Casa del Rey), Moncloa (sede del gobierno de Rajoy), gobierno y oposición”. Pedro J. Ramírez convalidó de alguna manera esta versión al retwittearla en las redes sociales. Por la tarde, el periodista se reunió con integrantes de la redacción del diario, a quienes notificó de la decisión, donde les aseguró “no han sugerido nada, me han comunicado la decisión”, esto después de que uno de los directivos, Antonio Fernández Galiano, sostuviera que la determinación había sido una “sugerencia” al hasta hoy director del matutino. A los problemas económicos graves que enfrenta el grupo editorial –que también publica el diario económico Expansión y el deportivo Marca— se añaden las continuas tensiones que el director sostuvo con el gobierno de Mariano Rajoy desde que se empezó a publicar el caso de corrupción Gürtel y en particular la pieza de investigación sobre el caso Bárcenas, que pone en entredicho al Partido Popular que encabeza Rajoy. El divorcio se hizo patente en la reciente entrega de premios de periodismo que otorga el diario El Mundo, evento al que no asistió ningún miembro del gobierno central, pese a ser habitual su presencia en ediciones anteriores. En la Casa Real las portadas del periódico español tampoco fueron bien vistas, sobre todo a partir del seguimiento informativo que tuvieron de la investigación por fraude y blanqueo de capitales contra Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina de Borbón, los Duques de Palma. Pedro J. Ramírez, quien tuvo una singular sintonía con el gobierno del conservador José María Aznar, fue criticado siempre por alentar en su seguimiento informativo la teoría de la conspiración en los atentados del 11-M en la estación de trenes de Atocha, así como por sostener la tesis de la autoría de ETA.

Comentarios