Denuncian abuso sexual contra mujeres migrantes en Texas

jueves, 2 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Abogados defensores de migrantes de un centro de detención del sur de Texas, Estados Unidos, presentaron una demanda en contra de al menos tres guardias del servicio de inmigración por presuntos acoso y abuso sexual contra mujeres migrantes retenidas en dicho centro. De acuerdo con una nota de la agencia Asociated Press (AP), las mujeres que permanecen con sus hijos en el centro de inmigración Karnes City, acusaron que algunas han sido sacadas de sus celdas por las noches y obligadas a tener relaciones sexuales con los guardias y personal de apoyo. Según la denuncia, publicada también en el portal de El Nuevo Herald, a las víctimas les prometían dinero o ayuda legal para resolver su situación migratoria a cambio de favores sexuales. Detallaron que han sido besadas y manoseadas frente a otras mujeres y niños. Los abogados del Fondo Mexicano-Estadunidense para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF); de las Clínicas de Derechos de Inmigración y Derechos Civiles de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas; y del despacho de abogados Javier N. Maldonado, con sede en San Antonio, Texas, enviaron la denuncia el martes pasado a funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). La abogada de MALDEF, Marisa Bono, explicó: “Se sospecha que al menos tres empleados del Centro Karnes están involucrados en esta conducta". Agregó que tomaron el testimonio de dos detenidas que han atestiguado y reportado los abusos al personal del Centro. No obstante, aclaró que no sabe si los funcionarios federales ya leyeron los reportes o sólo lo ha hecho el personal del Grupo GEO, compañía privada que dirige las instalaciones del Centro, ubicado a unos 80 kilómetros al sureste de San Antonio. Pese a que no abordó las acusaciones de acoso y abuso sexual a las migrantes, este jueves Adelina Pruneda, vocera del ICE y del DHS en San Antonio, declaró que los funcionarios federales siguen “comprometidos en garantizar que todos los individuos bajo nuestro cargo sean albergados y reciban un trato seguro y humano". En un comunicado, aseguró que “el ICE tiene una política de cero tolerancia para todas las formas de abuso o ataque sexual, y nuestras instalaciones son mantenidas de acuerdo con las leyes y políticas aplicables". Y agregó: “Las acusaciones de presuntas conductas ilícitas son investigadas exhaustivamente y, en caso de ser confirmadas, se toman las medidas apropiadas". De acuerdo con la información publicada, las instalaciones del Centro Karnes City se utilizaban exclusivamente para población migrante masculina. Sin embargo, a partir del pasado 1 de agosto albergan a mujeres y a sus hijos detenidos por la autoridad migratoria. Se trata del tercer centro de detención familiar de inmigración de Estados Unidos, además de los de Nuevo México y Pennsylvania. Se informó que el ICE está en pláticas para la construcción de otro centro en Dilley, al suroeste de San Antonio, para recibir hasta a 2 mil 500 personas.

Comentarios