Otorgan el Nobel de Medicina a descubridores del "GPS cerebral"

lunes, 6 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El investigador británico-estadunidense John O'Keefe y el matrimonio noruego May-Britt y Edvard I. Moser fueron nominados hoy al Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de un “GPS cerebral” que permite que nos orientemos en el espacio. El Comité Nobel del Instituto Karolinska afirmó que el hallazgo de los laureados–los primeros nominados de este año—tiene repercusiones “desde filosóficas hasta médicas”, y es susceptible de ser aplicado para tratar la enfermedad de Alzhéimer. Los laureados descubrieron "cómo el cerebro crea un mapa del espacio a nuestro alrededor y cómo nos movemos en un entorno complejo", explicó el comité. O´Keffe descubrió en 1971, en un experimento con ratas, el primer componente del sistema de posicionamiento o “GPS Cerebral”, se trata de un tipo de célula nerviosa situada en el hipocampo –una región del cerebro—que se activaba cada vez que el animal estaba en un lugar determinado de una habitación. El científico observó que tras células de lugares se activaban cuando las ratas estabas en otros sitios, lo que le llevó a concluir que éstas acababan formando un mapa de la habitación en su cerebro. En 2005, más de tres décadas después May-Britt y Edvard Moser descubrieron una segunda clave del “GPS cerebral” al identificar otro tipo de células nerviosas, llamadas “de red", implicadas en un posicionamiento y localización más detallado en el espacio y que permiten transitar a través de un entorno complejo sin desorientación. De acuerdo con el jurado estas investigaciones “mostraron cómo las células de lugares y de red hacen posible determinar una posición y desplazarse”. Por lo tanto, subrayó, el conocimiento sobre el sistema de posicionamiento del cerebro puede ayudar a entender la devastadora pérdida de la memoria espacial, que afecta a las personas con alzhéimer quienes a menudo se pierden y no reconocen su entorno. Si bien los estudios los tres pioneros de la neurociencia se llevaron a cabo en ratones, estudios recientes con pacientes sometidos a técnicas neuroquirúrgicas, han permitido demostrar que el ser humano también dispone de esta compleja interconexión neuronal entre las células de lugar y las células de red que le permite relacionarse y moverse a través de un espacio físico. O'Keefe, quien tiene nacionalidad estadunidense y británica, es actualmente director del Centro Sainsbury de Circuitos Neuronales del University College de Londres, Reino Unido, mientras que Moser y Britt dirigen el Instituto Kavli de Neurociencia y el Centro de Biología de la Memoria (KI/CBM) de Trondheim (Noruega). El de medicina es el primero de los galardones que la academia sueca entregará en los próximos días, y éste seguirán los de Física, Química, Literatura, el de la Paz y Economía. Todos ellos están dotados con un premio económico de ocho millones de coronas suecas (unos 880.000 euros) que los ganadores deberán compartir. En 2013, el Nobel de Medicina lo obtuvieron los estadunidenses James E. Rothman, Randy W. Schekman y el alemán (de origen, aunque residente en EEUU) Thomas Südhof por sus descubrimientos en la maquinaria que regula el tráfico celular. Los premios 2014 se entregarán el 10 de diciembre, fecha del aniversario de la muerte de su creador, Alfred Nobel, en una doble ceremonia en el Konserthus de Estocolmo y el Ayuntamiento de Oslo, Noruega.

Comentarios