Niega la CIA que haya engañado a Obama y al Congreso sobre torturas

jueves, 11 de diciembre de 2014
WASHINGTON (apro) La Agencia Central de Inteligencia (CIA) rechazó de manera rotunda que con toda intencionalidad haya engañado a la Casa Blanca y al Capitolio respecto de los programas clandestinos que tenía en el extranjero para torturar a presuntos terroristas cuando los sometía a intensos interrogatorios. Un día después de que el Comité Selecto de Inteligencia del Senado desclasificara un reporte especial sobre los métodos de tortura a los que la CIA sometió a presuntos terroristas luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, John O. Brennan, director de la agencia, intentó calmar el furor y el escándalo internacional que desató la revelación. Brennan destacó que en el reporte elaborado por el comité los legisladores se equivocan en una de las caracterizaciones a las que aluden en sus conclusiones. “Sobre la manera en que la CIA informó al Congreso, a la prensa y a la Casa Blanca, los hechos simplemente no respaldan la inferencia del estudio, en el sentido de que agencia, de manera repetida, sistemática y con intención, engañó a otros sobre la efectividad del programa”, justificó Brennan. Las conclusiones del resumen ejecutivo establecen que la CIA engaño a la Casa Blanca, al Congreso y a la prensa respecto de los métodos que usó para interrogar a 119 presuntos terroristas, a quienes sometió a torturas inhumanas, y además “infló” la información que obtuvo de los interrogatorios, de los que aseguró sirvieron para prevenir ataques después de los perpetrados el 11 de septiembre de 2001. “La CIA no estaba preparada para manejar los centros de detención y los programas de los interrogatorios, y nuestros agentes de manera inadecuada desarrollaron y monitorearon sus actividades iniciales”, argumentó Brennan en la rueda de prensa. Con este precedente, el director de la CIA sostuvo que los agentes siempre actuaron conforme a la ley y con las mejores intenciones. Brennan dijo que bajo su dirección la CIA ha llevado a cabo reformas para no cometer los “errores del pasado”, en referencia a someter a torturas inhumanas a ciudadanos extranjeros. “Hemos reconocido nuestros errores, pero he sido muy claro en que éstos fueron inaceptables en la agencia, cuya reputación y valor descansan en la precisión del lenguaje de los análisis sobre inteligencia y en los reportes que todos los días enviamos a los legisladores”, admitió el director de la CIA. Pese a que en el reporte del Congreso se destacan con claridad las torturas a las que sometió la CIA a los presuntos terroristas, a quienes detuvo y encarceló en violación a leyes internacionales, Brennan nunca aceptó esto en la conferencia de prensa. “Hubo ocasiones en que los agentes de la CIA se excedieron y autorizaron técnicas que fueron aprobadas y determinadas como legales. Pero se pasaron de la línea en términos de las acciones que llevaron a cabo en los procesos de los interrogatorios, y fueron duros en algunos casos, y los considero abominables, pero le dejo a otros la decisión de etiquetarlos”, remató Brennan.

Comentarios