Jeb Bush manifiesta interés por la presidencia de EU

martes, 16 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El exgobernador de Florida, Jeb Bush, anunció a través de las redes sociales que “explora de manera activa” la posibilidad de competir por la presidencia de Estados Unidos en 2016. Por su parte, el diario The Washington Post publicó que tras ganar la primaria republicana, el hermano del expresidente George W. Bush probablemente se enfrentaría a Hillary Clinton, esposa del expresidente Bill Clinton, en lo que llamó un “partido dinástico”. De su lado, The New York Times señaló que de llevarse a cabo una elección entre Bush y Clinton, se produciría el hecho “inusual” de ver a integrantes de solo dos familias sucederse en la silla presidencial durante 28 de los últimos 36 años. Si bien los republicanos arrasaron en las elecciones de noviembre pasado, los analistas concuerdan en que ninguna figura emblemática sobresalió en ese partido conservador como aspirante presidencial. Según BloombergView, Jeb Bush llegará como candidato en las primarias del Partido Republicano con “un acceso facilitado a los recursos (dinero, respaldo, expertos y más) que importan en el juego político de las nominaciones presidenciales (…), y de todas formas Jeb es simplemente un mejor político que su hermano y su padre (George Bush)”. Obstáculos La página Político destacó los ataques contra Jeb Bush que lanzó el dos veces candidato republicano Mitt Romney, quién advirtió que los “negocios” de aquel con los bancos de inversión Lehman Brothers y Barclays, así como sus actividades financieras en fondos de pensión, le “traerán problemas”, ya que fueron los factores más destacados en el estallido de la crisis financiera de 2008. No obstante, los analistas y la prensa estadunidenses resaltan como el mayor obstáculo el apoyo relativo que Bush dio a la reforma migratoria del gobierno de Barack Obama. Según un artículo publicado hoy el portal republicano New Republic, Jeb Bush se encuentra dividido entre “el ala pro-reformista del Partido Republicano” y la corriente más conservadora que rechaza en bloque el anuncio que hizo Obama el pasado 20 de noviembre sobre la “amnistía” para regularizar a alrededor de cinco millones de migrantes indocumentados.

Comentarios