HRW pide a Obama enfocar su política hacia Cuba sobre derechos humanos

jueves, 18 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La reanudación de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, acompañada de los anuncios de Barack Obama de aliviar las restricciones comerciales y los viajes hacia la isla, representa un “paso crucial hacia la eliminación de un obstáculo clave al progreso de los derechos humanos en la isla”, aseveró hoy Human Rights Watch (HRW). Asimismo consideró positivas las señales según las cuales el presidente estadunidense podría levantar el bloqueo económico que asfixia la isla desde 1961, a pesar de las repetidas recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas que instaban a Washington de cesarle. Según el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, el bloque resultó contraproducente en materia de derechos humanos, ya que “en lugar de aislar a Cuba, el embargo ha aislado a Estados Unidos, marginado por los gobiernos que, de lo contrario, podrían denunciar la situación de los derechos humanos en la isla”. Y añadió que “el embargo ha impuesto privaciones indiscriminadas a los cubanos, pero no ha contribuido en absoluto a que cesen los abusos”, al urgir a Obama a enfocar su política cubana sobre el eje de los derechos humanos. De acuerdo con HRW, el gobierno cubano sigue cometiendo “abusos sistemáticos” en términos de violaciones a los derechos humanos en Cuba, como detenciones arbitrarias y preventivas para impedir la disensión política o el control de los medios de comunicación y del Internet. Sin embargo, la organización reconoció los esfuerzos recientes llevados a cabo por el gobierno de Raúl Castro para mejorar la situación de los derechos humanos, a través de la liberación de decenas de presos políticos “a cambio de que aceptaran exiliarse” y la disminución de las sanciones para los oponentes políticos.

Comentarios