La diplomacia de las "pequeñas cosas", clave para acuerdo Cuba-EU: Papa

jueves, 18 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- Un día después de que se anunció el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, el Papa Francisco aseguró que la diplomacia de las “pequeñas cosas” fue clave para lograr el acuerdo. “El trabajo del embajador es un trabajo de pequeños pasos, de pequeñas cosas, pero que terminan siempre por construir la paz, acercar los corazones de los pueblos, sembrar la fraternidad entre los pueblos. Y esto es vuestro trabajo, pero con pequeñas cosas, pequeñitas”, dijo el Papa durante un encuentro que sostuvo en la Sala Clementina del Palacio Apostólico con los nuevos embajadores ante el Vaticano de Mongolia, Dominica, Tanzania, Dinamarca, Malasia, Ruanda, Finlandia, Nueva Zelanda, Mali, Togo, Bangladesh y Qatar. Por protocolo el pontífice no suele pronunciar discursos durante la presentación de las cartas credenciales de los diplomáticos acreditados ante la Santa Sede, pero en esta oportunidad hizo una excepción para referirse al restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos. “Hoy estamos todos contentos, porque vimos cómo dos pueblos, que se habían alejado desde hacía tantos años, ayer dieron un paso de acercamiento. Esto fue llevado adelante por embajadores, por la diplomacia. Es un trabajo noble el de ustedes, muy noble”, agregó. El Papa Francisco participó activamente para lograr la reconciliación entre Estados Unidos y Cuba, mientras la diplomacia vaticana dio seguimiento al último tramo de las conversaciones entre ambos países, que finalmente dieron como resultado un acuerdo para normalizar sus relaciones diplomáticas, interrumpidas desde hace 53 años. Sin mencionar directamente ese hecho, el máximo jerarca de la Iglesia católica dijo que los hombres pueden “hacer historia” junto con Dios. Durante el sermón de su misa privada matutina, que celebró en la capilla de su residencia, la Casa Santa Marta, agregó: “Dios hace la historia, y también nosotros hacemos la historia, y cuando nosotros nos equivocamos, Dios corrige la historia y nos saca adelante, siempre caminando con nosotros”. Francisco, quien intervino en las negociaciones secretas que mantuvieron Estados Unidos y Cuba, envió cartas e hizo varias llamadas telefónicas personales. Respetando su estilo simple y directo, en octubre pasado recibió en el Vaticano a delegaciones secretas de los dos países con el objetivo de que se pusiera fin a años de enfrentamientos, según reveló el mismo Vaticano en un comunicado. En el curso de los meses pasados, el Papa escribió al presidente de la República de Cuba, Raúl Castro, y al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, invitándolos a resolver cuestiones humanitarias de común interés, como la situación de algunos detenidos, para dar inicio a una nueva fase de las relaciones entre las dos partes, informó el miércoles el Vaticano. La nota de prensa agregó: “La santa sede, acogiendo en el Vaticano, el pasado mes de octubre, a las delegaciones de los dos países, ha querido ofrecer sus buenos oficios para favorecer un diálogo constructivo sobre temas delicados, del que han surgido soluciones satisfactorias para ambas partes”.

Comentarios