Obama designa a Ashton Carter como nuevo secretario de Defensa

viernes, 5 de diciembre de 2014
WASHINGTON (apro).- En una ceremonia en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama formalizó hoy la nominación de Ashton Carter como secretario de Defensa, cuyo nombramiento deberá ser ratificado por el Senado. El evento en la mansión presidencial provocó controversia porque por vez primera en varias décadas no estuvo presente el funcionario saliente, en este caso el todavía titular de la cartera, Chuck Hagel, a quien Obama pidió su renuncia hace apenas unos días. “Hoy tengo el placer de anunciar que Ash Carter es mi elegido para ser el próximo secretario de Defensa”, dijo Obama en la ceremonia a la cual asistió el vicepresidente Joe Biden. Consciente del efecto que tendría la ausencia de Hagel, quien hasta ayer jueves por la noche aparecía en el registro de las personas que estarían presentes en el evento, Obama intentó hacer algunas bromas y hablar en nombre del integrante de su gabinete a quien presuntamente corrió por ser “pasivo” en la guerra contra el Estado Islámico (EI) de Siria. “Chuck (Hagel) expresó su gratitud a su compañero (Carter) por todo lo que ha hecho por este país, y por lo que seguirá haciendo”, expresó Obama. Ashton Carter, quien hace un año, y después de trabajar bajo el mando de once secretarios de Defensa, se retiró como subsecretario del Pentágono, es considerado por los expertos en materia de defensa, como la elección correcta para continuar con la lucha contra el EI que Hagel no pudo dirigir. El presidente Obama hizo notar en la ceremonia que su elegido trabajó más de 30 años como funcionario del Pentágono. “Está reconocido como uno de los líderes más destacados en materia de seguridad nacional”, dijo. En los primeros cinco años de la actual administración, Carter se mantuvo como uno de los principales asesores en materia de defensa y seguridad nacional. “Pero, Ash, fracasaste miserablemente en tu intento de jubilación del servicio público”, bromeó el mandatario. Carter es uno de los creadores de los programas para la eliminación de armas de destrucción masiva, de la estrategia para combatir a las organizaciones del terrorismo internacional y de las políticas de la modernización de políticas de defensa. El nominado para ser secretario de defensa agradeció las deferencias presidenciales y prometió que, en caso de ser confirmado por el Senado, hará todo lo necesario para sacar adelante los objetivos para con el Pentágono. “Acepto la nominación por la seriedad de los retos estratégicos que enfrentamos, pero también por las brillantes oportunidades que existen para los Estados Unidos, si juntos podemos aprovecharlas”, dijo. Obama hizo votos porque el Senado, que a partir de enero próximo tendrá la mayoría representativa, ratifique el nombramiento de Carter. Por sus años de servicio en el Pentágono, Carter cuenta con la simpatía y respaldo de republicanos y demócratas, por lo que la Casa Blanca considera que no habrá problema con su confirmación como secretario de Defensa.

Comentarios