Este año fue de "horror y miedo" para la infancia: Unicef

lunes, 8 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El 2014 ha sido un año de “horror, miedo y desesperación” para unos 15 millones de niños atrapados y expuestos a la violencia extrema de los conflictos armados, denunció el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). El organismo internacional declaró el 2014 como año “devastador” para estos menores cuya situación ya no capta la atención mundial ni ocupa los titulares de los diarios. Y lamentó: “Es tristemente irónico que en este año cuando se conmemora el 25 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, a pesar de los avances en favor de la infancia, los derechos de millones de niños han sido tan brutalmente violados”. Al menos 15 millones de niños de República Centroafricana, Irak, Sudán del Sur, el Estado de Palestina, Siria y Ucrania, han sido blanco de ataques deliberados y reclutamiento forzado, afirmó Anthony Lake, director ejecutivo de Unicef en un comunicado. La cifra incluye a desplazados o los que viven como refugiados y según el director ejecutivo a escala mundial, se estima que 230 millones de niños viven en la actualidad en los países y zonas afectadas por conflictos armados. “Los niños han sido asesinados, mientras estudiaban en el aula y mientras duermen en sus camas; se han quedado huérfanos, otros han sido secuestrados, torturados, reclutados, violados e incluso vendidos como esclavos. “Nunca en la historia reciente un gran número de niños fueron sometidos a brutalidad indescriptible”, condenó Lake. En este año, abundó, cientos de menores han sido secuestrados de sus escuelas o en su camino a la escuela y decenas de miles han sido reclutados o utilizados por fuerzas y grupos armados. Los ataques a la educación y los servicios de salud y el uso de las escuelas con fines militares han aumentado en muchos lugares, alertó. En República Centroafricana, por ejemplo, 2.3 millones de niños son afectados por el conflicto que vive y se estima que unos 10 mil menores han sido reclutados por grupos armados en el último año. Además, unos 430 niños han sido asesinados y mutilados, tres veces más que en 2013. El conflicto de Gaza con Israel dejó sin hogar, sólo durante el verano pasado, a 54 mil niños, sin vida a 538 y heridos a más de tres mil 370. En Siria, país sumido en una guerra civil desde hace más de tres años, más de 7.3 millones de niños han resultado afectados incluyendo 1.7 millones de refugiados. Durante los primeros nueve meses de este año agencias de Naciones Unidas (ONU), verificaron al menos 35 ataques a escuelas, en los que murieron 105 niños e hirieron a casi 300. En Irak, donde se estima que hay 2.7 millones de niños afectados por el conflicto, se cree que al menos 700 han sido mutilados, han muerto o han sido ejecutados este año. La mayoría de los niños afectados en los conflictos de Siria e Irak han sido víctimas no sólo en los ataques sino al convertirse en autores de la violencia cada vez más brutal y extrema, reprobó el director de Unicef. En cuanto a Sudán del Sur, el organismo estimó que 235 mil niños menores de cinco años sufren de desnutrición aguda grave, que casi 750 mil han sido desplazados y más de 320 mil están viviendo como refugiados. Asimismo, más de 600 niños han muerto, más de 200 fueron mutilados este año y alrededor de 12 mil están siendo utilizados por las fuerzas armadas y los grupos, abundó el organismo. Crisis prolongadas en otros países como Afganistán, la República Democrática del Congo, Nigeria, Pakistán, Somalia, Sudán y Yemen, han reclamado incluso más vidas de jóvenes. Además este año ha planteado nuevas amenazas significativas para la salud infantil y el bienestar, especialmente por el brote de ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona, que ha dejado a miles de niños huérfanos y un estimado de cinco millones fuera de la escuela. En medio de esas crisis, Unicef reportó que ha sido capaz de llevar asistencia a los más vulnerables. Por ejemplo, señaló el organismo en su comunicado, en la República Centroafricana, está en marcha una campaña para conseguir que 662 mil niños vuelvan a la escuela si la situación lo permite. En países de Medio Oriente entregó casi 68 millones de dosis de la vacuna oral contra la poliomielitis para detener un brote en Irak y Siria y en Sudán del Sur. Además 70 mil niños fueron tratados por desnutrición severa. Mientras, en los países afectados por el ébola, se sigue trabajando para combatir el virus en las comunidades locales mediante el apoyo a los centros de atención comunitaria y Unidades de tratamiento de ébola. El organismo capacita personal de salud y realiza campañas de sensibilización para reducir los riesgos de transmisión. También apoya a los niños huérfanos a causa de la epidemia. Lake señaló que el mundo puede y debe hacer más para que 2015 sea un año mucho mejor para todos los niños. “Cada niño que crece fuerte, seguro, saludable y con educación, es un niño que puede lograr un bienestar personal además de contribuir al de su familia, su comunidad, su nación y, de hecho, a nuestro futuro común”, concluyó el director de Unicef.

Comentarios

Otras Noticias