Salvadoreño, el náufrago localizado en las Islas Marshall: SRE

lunes, 3 de febrero de 2014
MÉXICO D.F. (apro).- La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó que José Salvador Alvarenga, el náufrago hallado en el atolón de Ebon, en las Islas Marshall, el pasado 31 de enero, es de nacionalidad salvadoreña. La dependencia detalló que el embajador mexicano en Filipinas, Julio Camarena, estableció contacto con el náufrago y con distintas autoridades del archipiélago, entre ellas el canciller Phillip Muller. “Las autoridades locales reportan que el afectado manifiesta un precario estado de salud, derivado de su travesía en alta mar, pero que se encuentra en proceso de recuperación”, indicó en un comunicado. De acuerdo con la Cancillería, el embajador Camarena conversó con el sobreviviente, quien confirmó ser de nacionalidad salvadoreña, oriundo del pueblo de Garita Palmera, Departamento de Ahuachapán, en la República de El Salvador. El náufrago indicó que su último lugar de residencia se encontraba en Costa Azul, Tonalá, Chiapas, México, de donde partió la lancha siniestrada. Señaló no tener familiar alguno en México, sino en El Salvador. Según el texto, a petición de las autoridades de las Islas Marshall y dada la cercanía y amistad con El Salvador, la SRE estableció contacto con el gobierno de ese país centroamericano con la finalidad de informar acerca de la situación de su connacional y determinar la forma en la que México pueda colaborar con las autoridades salvadoreñas para que se brinde el resto de la asistencia y protección consular que corresponde. Según el hombre, partió de México a finales de 2012 en una expedición para pescar tiburones en aguas de El Salvador junto con un compañero, Ezequiel, quien supuestamente murió en alta mar. El pasado 31 de enero su barco de siete metros fue arrastrado hasta un arrecife cerca de Ebon, un remoto atolón de las Islas Marshall, donde los lugareños lo encontraron y tuvieron problemas para comunicarse con él porque solo hablaba español. Las autoridades de las Islas Marshall enviaron un barco a Ebo para trasladarlo a Majuro. Tras el rescate, el director del rotativo Marshall Islands Journal, Giff Johnson, dijo a la cadena australiana ABC que los residentes de Ebon relataron que “el náufrago (quien en un inicio se pensó que era mexicano) llevaba unos calzoncillos harapientos y que el barco parecía como si hubiera estado en el agua durante mucho tiempo”. El salvadoreño, quien al llegar a tierra tenía un aspecto “desnutrido”, manifestó que sobrevivió tantos meses al beber la sangre de tortugas cuando le faltaba agua de lluvia y comer quelonios, animales, aves y peces que cazaba con las manos. Entre otras historias de naufragio destaca la de tres mexicanos que salieron a pescar el 9 de agosto de 2005 de un puerto de la costa del Pacífico mexicano y, tras quedarse sin gasolina y averiarse su motor, fueron arrastrados por las corrientes mar adentro. Más de nueve meses después fueron rescatados por un atunero taiwanés frente a las Islas Marshall. Sobrevivieron comiendo pescados y aves marinas crudos y bebiendo el agua de lluvia que almacenaban en el fondo de su bote.

Comentarios