Suman 11 muertos y 500 casas destruidas por incendio en Valparaíso

domingo, 13 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Un incendio que inició este sábado en el puerto chileno de Valparaíso dejó un saldo de al menos 11 muertos, 10 mil personas evacuadas, miles de damnificados y más de 500 viviendas totalmente destruidas. La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, llegó esta mañana al lugar ubicado a 120 kilómetros al oeste de la capital Santiago, para coordinar la emergencia. “Hasta este momento tenemos 11 víctimas fatales producto del incendio, dos de sexo femenino y las otras de sexo masculino”, dijo el prefecto de Carabineros, coronel Fernando Bywaters. El fuego ha arrasado con más de 270 hectáreas, informó la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI). Esta mañana varios focos del incendio continuaban activos, y los bomberos advertían que sus labores para extinguirlo se complicaban por la abrupta geografía de la zona, rodeada de cerros que se ciernen sobre la bahía, calles estrechas con pendientes, y la persistencia de fuertes vientos. El incendio destruyó al menos 500 viviendas y mantiene en vilo a unas 5 mil personas que debieron ser evacuadas y trasladadas a albergues. Valparaíso tiene una población de 270 mil habitantes. Con la luz del día, los vecinos volvían a sus casas para evaluar los daños pero, en la mayoría de los casos, sólo encontraron escombros. Mónica Vergara perdió todo salvo a sus cuatro hijos. Su casa estaba en el cerro La Cruz, uno de los más afectados por el incendio. “Sentí una explosión desde bajo la tierra, la explosión levantó entera la casa y un bombero nos evacuó. Lo perdí todo pero mis hijos están vivos y es lo que importa”, declaró abrumada a la agencia informativa AFP. En los cerros era intenso el humo y el olor a madera quemada. El fuego afectó a barrios muy pobres, instalados de forma precaria y a veces sin permiso, donde las casas son en su mayoría de madera y de lámina. “Tenía un infierno alrededor de mi familia”, declaró a la AFP Miguel Ramírez, poblador del cerro Mariposas. “El fuego bajó desde los cerros y quemó todas las casas de alrededor”, agregó. El incendio comenzó la tarde del sábado en el camino La Pólvora, una zona forestal, según un comunicado la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), para luego extenderse rápidamente debido a las altas temperaturas y a los fuertes vientos que se registran en la zona. Los bomberos, con rostros cansados y enrojecidos, seguían trabajando en los cerros Mariposas y la Cruz, los más afectados por el siniestro, donde ya no había fuego pero sí mucho humo. Nueve helicópteros y tres aviones colaboraban en el combate contra a las llamas. Las familias que no fueron evacuadas se mantenían a las puertas de sus casas. Las autoridades prohibieron la venta de alcohol y evacuaron la cárcel de mujeres que se ubica en Valparaíso. Los fuertes vientos avivaron las llamas. Un mapa de Google Earth sobre el siniestro mostró la quema a aproximadamente dos kilómetros de distancia de la ciudad adyacente Viña del Mar, reportó CNN. Bachelet dijo que hay lugares donde el incendio rebrotó, por lo que se mantiene el trabajo de más de mil 200 bomberos de siete provincias, algunos de ellos en helicópteros. El viento obstaculizó los esfuerzos para crear un cortafuegos. “Ha sido uno de los peores incendios en la historia”, afirmó a CNN el superintendente de bomberos en Viña del Mar, Fernando Reseio.

Comentarios