Exige Obama al Congreso acción inmediata en reforma migratoria

jueves, 17 de abril de 2014
WASHINGTON (apro).- El presidente Barack Obama exigió al Congreso federal, en especial a los legisladores republicanos, una “acción inmediata” para aprobar una reforma migratoria integral. “El Congreso debe actuar y hacerlo ahora. Lo que nos tiene atorados es la determinación del liderazgo republicano de no hacer avanzar el proceso legislativo”, acusó Obama durante una rueda de prensa en la Casa Blanca. También destacó que en el Capitolio existe un respaldo bipartidista para aprobar una reforma migratoria integral, pues ambas fuerzas están conscientes de que ésta fortalecerá la economía, la seguridad fronteriza y proveerá de alivio a las familias que por años han vivido y trabajado como indocumentados en Estados Unidos. En la sesión con los reporteros, Obama recordó que ya tiene un año que el pleno del Senado aprobó un proyecto de ley bipartidista y humanitario para reformar las leyes migratorias. Sin embargo, alertó Obama, “desde entonces nada ha ocurrido y lo que estoy sugiriendo es que con mucha urgencia necesitamos hacer algo”. Con la cercanía de las elecciones federales de medio periodo, en noviembre próximo, en las que estarán en juego las 435 curules de la Cámara de Representantes y un número importante del Senado, Obama y los demócratas intentar hacer del tema migratorio un asunto político-electoral. El objetivo de Obama y de los demócratas es empujar la idea de que se debe aprobar una reforma migratoria integral antes de los comicios. No obstante, conscientes de que entre los republicanos no existe una base sólida para aprobar la reforma, Obama y los demócratas acusarían a los republicanos de “traicionar” a los votantes hispanos con el objeto de arrebatarles la mayoría en la Cámara de Representantes y quedarse con la que ya tienen en el Senado. “Sé que hay republicanos tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado que piensan que es correcto sacar adelante una reforma migratoria integral”, matizó Obama. En la conferencia de prensa, el presidente insistió en que con una reforma migratoria integral aprobada por el Congreso el sector empresarial se beneficiaría y eso resultaría en la creación de nuevos empleos. Además reconoció que, entre las bases electorales de los republicanos, el sector conservador se opone a la reforma migratoria, pero aun así encomió a ganarse a los electores a esta causa. “Pero también sé que a lo largo del país hay familias que están pasando por muchos problemas porque esto no se resuelve”, debido a una cuestión de intereses políticos y no de temas políticos. Es por ello que continuaré alentándolos a que lo hagamos”, añadió Obama. La propuesta demócrata de reforma migratoria integral aprobada hace un año en el Senado busca regularizar el estatus laboral y de residencia de unos 11 millones de indocumentados. Para alcanzar esa meta, la legislación condiciona a los beneficiarios a que aprendan inglés, no tengan antecedentes penales, paguen multas y atrasos tributarios y que, en un plazo de 15 años a partir de su regularización, puedan aspirar a la ciudadanía estadunidense.

Comentarios