Busca Obama reducir deportaciones: The Wall Street Journal

jueves, 24 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- De las 360 mil personas que cada año son deportadas desde Estados Unidos, alrededor de 50 mil podrían resultar beneficiadas con los cambios en política de deportaciones que revisa el presidente Barack Obama, reveló este jueves el diario The Wall Street Journal. Ese beneficio, dice, se otorgaría en primer lugar a aquellas personas que no cuentan con antecedentes penales o que cometieron una falta que no es grave. De acuerdo con funcionarios cercanos a la iniciativa, el anuncio podría hacerse las próximas semanas, aunque la reducción en el número de deportaciones podría parecer “modesto” para muchos de los activistas en el tema migratorio, precisa el diario. Una opción, añade, es eliminar de la lista de prioridades legales a personas que no tienen documentos de residencia, pero que tienen sólo una falta administrativa, como manejar sin licencia de conducir. Otra opción es eliminar de la lista prioritaria a personas que viven dentro de los primeros 160 kilómetros de la frontera con México y que no tienen antecedentes criminales o que no ingresaron al país de manera reciente. La presión para que Obama actúe en ese sentido ha ido en aumento a partir de la cifra récord de casi dos millones de deportaciones bajo su presidencia, superando por mucho las realizadas durante las dos pasadas administraciones. El pasado martes 22, el secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, Jeh Johnson, analizó con líderes religiosos y de negocios la política de deportaciones del presidente Barack Obama. La Casa Blanca informó que Johnson conversó con diversos actores de la sociedad y miembros del Congreso para alcanzar una solución al disfuncional sistema migratorio, promulgando una reforma migratoria de sentido común. El encuentro en la sede del Departamento de Seguridad Interna (DHS, siglas en inglés) se inscribió en el proceso de consultas iniciado por Johnson con miras a presentar al presidente estadunidense recomendaciones sobre cambios en la manera de realizar las deportaciones. “La reunión de hoy es parte del actual proceso de revisión que el secretario Johnson lleva a cabo para evaluar de qué manera el departamento puede aplicar mejor las leyes de migración”, señaló la Casa Blanca en un comunicado el pasado martes. La revisión, añadió, tiene como fin “humanizar” las deportaciones y fue ordenada por Obama el pasado 13 de marzo, como respuesta a la creciente demanda de grupos a favor de la reforma migratoria para que las detenga. Obama pidió a Johnson “un inventario” de las prácticas actuales a fin de determinar de qué manera se puede aplicar la ley de “una forma más humana” dentro de los confines legales, señaló la Casa Blanca en aquella ocasión.