Rechaza parlamento español referéndum de independencia catalán

martes, 8 de abril de 2014
MADRID (apro).- El Congreso español rechazó ceder la potestad al Parlamento de Cataluña para celebrar una consulta soberanista en esa comunidad autónoma, sin embargo, los tres diputados del Parlamento catalán que defendieron su propuesta en esa sesión, anunciaron que van a continuar con su objetivo de organizar ese referéndum el próximo 9 de noviembre. Sin ofrecer una salida a la demanda catalana, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, argumentó que “no concibo España sin Cataluña ni concibo a Cataluña fuera de España y fuera de Europa”. La propuesta de ley orgánica para ceder las competencias al Parlamento de Cataluña para convocar y celebrar el referéndum fue rechazada por 299 votos contra 47 a favor y una abstención. Después de concluida la sesión parlamentaria en Madrid, desde Barcelona el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, lamentó que esta votación cerrara esa posibilidad, sin embargo, anunció que las instituciones catalanas construirán el marco legal necesario para celebrar la consulta. “Como presidente de Cataluña les digo que (esto) no es un punto final, es un punto y aparte. Las instituciones catalanas trabajarán en la construcción de los marcos legales para llevar a cabo esta consulta para que el pueblo de Cataluña pueda votar”, dijo. Luego añadió que pretendían que se votara a favor de la propuesta, “porque queríamos negociar” con el gobierno central y el Congreso. Y consideró que “hoy se ha perdido otra oportunidad, pues no nos han querido dar una mano que estaba extendida. La mano de los catalanes estaba extendida, pero esta mano no ha sido correspondida por el Congreso de los diputados”. Mas señaló que en esa obsesión del gobierno central y de los diputados nacionales del “no a todo”, se han “equivocado” a tramitar una propuesta “pacífica, democrática y constructiva” porque “tienen miedo a que el pueblo catalán vote”. El proceso soberanista impulsado por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha provocado la mayor crisis territorial en lo que va de la democracia española, lo que hizo de este debate –que inició a las cuatro de la tarde (hora española) y concluyó casi a las 11 de la noche— uno de los más relevantes. En su intervención, el presidente Rajoy dijo que “no se puede acceder a lo que nos solicitan” porque el marco constitucional lo prohíbe, para que exclusivamente los catalanes voten ese referéndum de autodeterminación, porque un referéndum de ese tipo debería ser votado por todos los españoles. “No existen soberanías regionales ni se pueden crear, al menos con esta Constitución”, dijo en su intervención. “Como presidente del gobierno soy y seré el presidente de todos”. También señaló que “ni la competencia que demandan es transferible, ni el propósito para el que la solicitan es conforme a la ley. Cualquiera de ambas cosas, a mi entender, choca abiertamente con la Constitución”. El presidente dijo que “no se trata de una cuestión de voluntad política, ni de flexibilidad, ni de hablar sobre un punto de encuentro, ni de ceder más o menos”, sino que es algo que “la potestad de la Constitución nos niega”. El líder de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, también negó la posibilidad de celebrar el referéndum, porque el marco legal español no lo permite, pero propuso que se impulse un modelo federal para resolver las demandas que tiene Cataluña. La propuesta del Parlamento catalán fue defendida en la sesión del Congreso por los diputados de Convergencia i Unió, Jordi Turull; la diputada de Esquerda republicana de Cataluña, Marta Rovira, y el diputado de Izquierda de Cataluña-Verdes, Joan Herrera.