Pese a oposición de EU, Nigeria está dispuesta a negociar con Boko Haram

martes, 13 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a la oposición de Estados Unidos, el gobierno de Nigeria manifestó su disposición a negociar con el grupo islámico Boko Haram que mantiene secuestradas a más de 200 niñas desde hace un mes. En declaraciones a la BBC de Londres, el ministro nigeriano de Asuntos Especiales, Tanimu Turaki, advirtió que si Boko Haram es “sincero” con su propuesta, Abubakar Shekau, líder del grupo islámico debería enviar personas de su confianza para negociar. Turaki es presidente del Comité de Reconciliación, establecido por el presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, para encontrar maneras de negociar con Boko Haram. Por su parte, la madrugada de este martes, el mandatario nigeriano dijo sentirse optimista sobre la posible liberación de las más de 200 niñas nigerianas secuestradas el pasado 14 de abril de una secundaria de la localidad de Chibok, estado de Borno, debido a la ayuda internacional militar y de inteligencia que ha recibido el país. En un video difundido el lunes pasado por Boko Haram, que mostraba a alrededor de 130 menores cubiertas con velo y recitando versos del Corán, Abubakar Shekau condiciona su liberación a cambio de que el gobierno libere a los presos del grupo radical. El gobierno de Nigeria, que estudia la grabación, ha señalado que mantiene “todas las opciones” para el rescate de las menores. Mike Omeri, director general de la Agencia Nacional de Orientación (NOA, dependiente del Ministerio de Información), dijo la noche del lunes en una rueda de prensa: “Si es necesario usar cualquier tipo de acción para liberar a las niñas de su cautiverio, lo haremos”. En Washington, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró que el gobierno estadounidense está aconsejando al nigeriano que no negocie con Boko Haram al considerar que no forma parte de su política hacer concesiones a secuestradores. En rueda de prensa, Carney dijo que “Nigeria es la que decide cómo enfrentar a Boko Haram en este caso, por supuesto, y nosotros tenemos un rol secundario. Pero es la política de Estados Unidos negar a los secuestradores los beneficios de sus actos criminales, y eso incluye recompensas o concesiones”.

Comentarios