Enfrentamientos en Ucrania dejan decenas de muertos

viernes, 2 de mayo de 2014
MÉXICO, DF, (apro).- Mientras se refugiaban en La Casa de los Sindicatos de la ciudad portuaria de Odesa, ubicada en el sur de Ucrania, 35 militantes pro-rusos fallecieron asfixiados cuando se provocó un incendio criminal, afirmó hoy el Ministerio del Interior de Kiev. En la misma ciudad, cuatro personas murieron durante enfrentamientos entre manifestantes pro-rusos y defensores de la unidad ucraniana. Según AFP, la situación en Ucrania se parece más a un escenario de guerra civil, mientras que la tensión diplomática entre Kiev y Moscú sigue creciendo de manera incontrolada: Putin y el gobierno ucraniano se echaron la responsabilidad en determinar los culpables del incendio y de los disturbios. Más temprano, blindados, helicópteros e integrantes de las fuerzas especiales ucranianos establecieron un sitio a uno de los principales bastiones separatistas del país, Slovyansk, donde todavía se encuentran retenidos en condición de rehenes siete observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). A raíz de la ofensiva ucraniana, los militantes pro-rusos abatieron dos helicópteros –matando al piloto de uno de ellos y capturando a los integrantes del otro--. Durante el ataque, uno de los pro-rusos cayó muerto, según la AFP. El ministro de defensa ucraniano Arsen Avakov relató a la AFP que los combates se llevan a cabo con armamento pesado, incluyendo lanzacohetes y misiles antiaéreos portátiles. El corresponsal en Ucrania del diario francés Le Monde destacó que los civiles pro-rusos salieron de la ciudad para exigir la salida de los tanques ucranianos, pero los militares los dispersaron. El periódico británico The Guardian, por su parte, reportó durante todo el día “combates rabiosos” en el este de Ucrania. Según los medios internacionales, la ciudad de Slovyansk todavía se encuentra en estado de sitio. Rusia denunció la “operación punitiva” ucraniana y aseveró que ésta “aniquilaba las últimas esperanzas de mantener vivo el acuerdo de Ginebra” firmado el jueves 17 de abril, el cual plantea una solución pacífica al conflicto con el desarme de las milicias y la desocupación de los edificios oficiales. Debido a “la situación deteriorada en el este y el sur… el sublevamiento de fuerzas pro-rusas y la captura de edificios públicos”, el presidente ucraniano Olexandr Turchinov promulgó hoy un decreto en el que restableció el servicio de conscripción militar, afirma The Guardian. “Hipocresía” en la ONU El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, urgió hoy a todas las partes a actuar “con mesura” y “evitar un mayor derramamiento de sangre”. Los comunicados que emitió el órgano internacional a lo largo del día llamaron a todas las partes a acudir a la diplomacia para reducir la tensión. Sin embargo, Rusia y las potencias occidentales se acusaron mutualmente de “hipocresía” durante una sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU que se llevó a cabo hoy en Washington. Rusia había convocado la reunión para condenar la “operación antiterrorista” lanzada por la mañana en Slovyansk por Kiev, que el canciller ruso Vitali Churkin calificó de “irresponsable”, informa Reuters. Además, el canciller aseveró que “elementos extranjeros” se involucraron en las operaciones militares emprendidas por Kiev, y añadió que “se escucharon órdenes en inglés en las emisiones radiofónicas” de los militares ucranianos. Según el ruso, los occidentales manejan un doble discurso, ya que dieron luz verde al nuevo gobierno ucraniano respecto del despliegue de las fuerzas armadas para controlar los separatistas del este del país, mientras prohibieron al expresidente Víctor Ianukovitch usar el Ejército para reprimir las marchas que provocaron su destitución. Por su parte, la embajadora estadunidense en la ONU, Samantha Power, denunció las “mentiras monumentales” de Rusia, que “patrocina la violencia paramilitar” en Ucrania. “Rusia busca un pretexto para invadir a Ucrania”, aseveró Power. El canciller británico Mark Lyall Grant señaló por su parte que Rusia abrió la “caja de Pandora” al proporcionar a los separatistas armamento antiaéreo sofisticado que sirvió para abatir los helicópteros ucranianos. Respaldo de EU y Alemania El presidente estadunidense Barack Obama recibió hoy su homóloga alemana Angela Merkel en Washington. Durante una declaración conjunta pronunciada en la Casa Blanca, ambos mandatarios reiteraron su apoyo al gobierno de Kiev, así como a la soberanía del territorio ucraniano, y amenazaron con adoptar nuevas sanciones en contra de Rusia –excluyendo el sector energético, insistieron--. “La actuación de Rusia en Ucrania plantea un desafío directo que lleva a Estados Unidos y la Unión Europea juntos al primer lugar”, aseveró Obama, quien advirtió que al observar mayores disturbios para las elecciones del próximo 25 de mayo en Ucrania adoptaría sanciones más severas. El presidente estadunidense denunció la “propaganda rusa” con la que Moscú “sugiere de alguna forma que el gobierno ucraniano es responsable de los disturbios en el este de Ucrania”. Al contrario, Obama preguntó cómo manifestantes obtuvieron la capacidad para abatir helicópteros. El Fondo Monetario Internacional (FMI) desbloqueó ayer un nuevo paquete de de 17 mil millones de dólares de ayuda para el gobierno ucraniano, debido a “los riesgos de una recesión prolongada” a los que se expone Kiev en su conflicto con Rusia.

Comentarios