Arrasa la extrema derecha en la Unión Europea tras elecciones

martes, 27 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Por primera vez en el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, partidos de extrema derecha se convirtieron ayer en las fuerzas políticas mayoritarias en Francia, con 24.85% de los votos, Inglaterra, 27.5%, y Dinamarca, 26.7%, luego de las elecciones realizadas en los 28 Estados miembros de la Unión Europea (UE) para renovar los 751 diputados del Parlamento Europeo. Aunque se beneficiaron de la alta tasa de abstención –sólo 57% de los más de 500 millones de votantes acudieron a las urnas--, el Frente Nacional (FN) francés, el Partido de Independencia de Gran Bretaña (UKIP, por sus siglas en inglés) y el Partido del Pueblo Danés respaldaron sus campañas electorales en el rechazo a la inmigración, a la pérdida de soberanía así como a la opacidad y el elitismo de la democracia europea. Las múltiples –y disparatas— corrientes de extrema derecha contarán con más de 140 diputados en el Parlamento Europeo, el órgano de la UE encargado de redactar las leyes, votar el presupuesto e influir sobre la designación del presidente de la Comisión Europea. En Francia y Gran Bretaña la prensa social-demócrata quedó atónita ante los “sismos” que provocaron las victorias electorales de los partidos euroescépticos. El periódico británico The Guardian recordó que durante las primeras elecciones del Parlamento Europeo, en 1979, el UKIP recibió 1% de los votos. El diario francés Le Monde se sorprendió de la ausencia de una reacción popular ante los resultados, contrario al 21 de abril de 2002, cuando el líder del Frente Nacional (FN), Jean-Marie Le Pen, llegó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. El periódico recordó que el FN, dirigido por Marine, hija de Le Pen, logró esconder su ideología xenófoba y violenta para atraer a obreros y jóvenes. Y si bien no ganaron en sus escrutinios nacionales, el partido neonazi griego Amanecer Dorado obtuvo entre 8% y 10% de los votos; el Partido de la Libertad de Austria, 12.9%; el Jobbik húngaro, 14.7%; y el Partido de los Verdaderos Finlandeses registró 20.5% de la votación. En Holanda y Eslovaquia los partidos de extrema derecha no tuvieron el éxito que las encuestas predecían: “sólo” alcanzaron 12.2% y 3.8%, respectivamente. A pesar de la escalada de la extrema derecha en la UE, el Partido Popular Europeo –el grupo político que reúne los diferentes partidos conservadores-- mantuvo su mayoría relativa al ganar 213 asientos de diputados. Con ello, podrá contar en las decisiones importantes con los 64 diputados de sus aliados “naturales” de la Alianza de Demócratas y Liberales para Europa. Los social-demócratas, por su parte, serán representados por 190 diputados, mientras que los ecologistas con 7.06% de los votos a nivel europeo, tendrán 53. El grupo de izquierda solo dispondrá de 42 diputados, a pesar de la victoria del partido Syriza en Grecia, que criticó las medidas de austeridad impuestas por la UE y sus consecuencias sociales desastrosas. Un hecho trágico ilustró ayer el clima nocivo sobre el “viejo continente”. En Bruselas, un individuo armado con un rifle AK-47, conocido en México como cuerno de chivo, entró al Museo Judío de la capital europea y asesinó a cuatro personas: un recepcionista, dos turistas israelíes y una francesa. El multihomicidio fue calificado hoy por la policía belga como “acto terrorista”. Escrutinio del Este Ayer también se realizó otra elección en el continente europeo, en Ucrania, donde el multimillonario pro-occidente Petro Porochenko aseguró haber ganado con más de 56% de los votos. Al beneficiarse de la mayoría absoluta, Porochenko será declarado presidente sin necesidad de organizar una segunda vuelta electoral. En medio de casi una guerra civil entre militares ucranianos y separatistas pro-rusos, una guerra de desinformación (Proceso 1960), y de fuertes tensiones geopolíticas entre el Occidente y Rusia, “Willy Wonca” –como se conoce a Porochenko por ser magnate del chocolate—, declaró hoy que quiere “poner fin a la guerra” en el Este separatista. Las agencias señalaron que ayer en la ciudad pro-rusa de Donetsk, las casillas de voto se mantuvieron cerradas. Sin embargo, precisaron que las calles del bastión separatista permanecieron en tranquilidad durante la elección. El presidente estadunidense Barack Obama saludó la “valentía” de los electores que acudieron a las urnas en aquel país, mientras que el Primer Ministro ruso, Sergueï Lavrov, pidió al nuevo presidente abandonar las operaciones militares en el sureste del territorio ucraniano. El ruso aseguró que tanto su país como Vladimir Putin están “abiertos al diálogo con Kiev, con Petro Prochenko… Estamos listos para cooperar con Estados Unidos y la Unión Europea en el establecimiento de la ‘hoja de ruta’. Dudo que necesitemos un mediador en nuestras relaciones con Ucrania”. Sin embargo, Lavrov denunció que Kiev no cesó sus operaciones “antiterroristas” durante el escrutinio, según relató Russia Today. De acuerdo con el citado canal, Porochenko aseveró que “como debemos poner un alto a la guerra y restablecer la paz en todo Ucrania, resulta imposible hacerlo sin la participación de Rusia”. Luego adelantó que se reunirá con los líderes rusos a mediados de junio.

Comentarios