Perú erradica 23 mil 947 hectáreas de cocaína en 2013

miércoles, 11 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Las autoridades peruanas erradicaron 23 mil 947 hectáreas de cultivos ilegales de cocaína en 2013, 68.2% más que 2012, según un reporte publicado hoy por la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Crimen (ONUDC). Mediante el uso de un nuevo material de fotografía satelital, la ONUDC estima que en el país sudamericano se cultivaron 49 mil 800 hectáreas de coca en 2013, contra 60 mil 400 hectáreas en 2012, lo que representa “los resultados más exitosos desde hace 14 años” en la erradicación de cultivos ilegales. El gobierno peruano complementó sus campañas de eliminación con programas sociales post-erradicación, como el programa de Desarrollo Alternativo Integral y Sostenible (DAIS), para evitar que los campesinos vuelvan a cultivar la hoja. Las regiones andinas de Cusco y Ayacucho concentraron más de 50% de la superficie de cultivo de plantas de coca en el país en 2013, asevera la ONUDC, al estimar que en esas regiones más de 27 mil hectáreas están dedicadas a la siembra y producen alrededor de 69 toneladas de hojas secas al año. En la región de Puno, aledaña al lago Titikaka, la actividad del cultivo de plantas de coca se vio rebasada por la minería clandestina –que duplicó su superficie, pasando de 500 a mil hectáreas entre 2012 y 2013--, ya que ésta ofrece a los pobladores ingresos dos veces superiores. La ONUDC calcula que los productores sacaron más de 121 mil toneladas de hojas secas de coca en 2013, cifra que, precisa, no hace diferencia entre las hojas destinadas a los usos tradicionales –masticado o “chacchado” para soportar los efectos de la altura-- y las utilizadas para su transformación posterior en cocaína. Según el reporte, 9 mil toneladas bastan para satisfacer la demanda legal nacional de la hoja de coca, lo que implica que 112 mil toneladas se destinan a la fabricación de cocaína. En paralelo a la erradicación, los rendimientos por hectárea de hoja cultivada se incrementaron en 10.3% en 2013 a nivel nacional, debido al mejoramiento de los métodos de cultivo, la mayor concentración de plantas cultivadas por hectárea y el uso de agroquímicos. En consecuencia, si los campesinos peruanos recolectaban un promedio de 2.1 toneladas de hojas secas de coca por hectárea en 2012, en 2013 cosecharon 2.32 toneladas por hectárea en promedio. El precio de la hoja de coca se disparó en 30.3% entre 2012 y 2013, al pasar de 3.3 dólares por kilo a 4.3 dólares. A través de sus programas de sustitución, el gobierno peruano compra las hojas a los campesinos a 2.6 dólares el kilo, casi dos dólares por debajo de lo que pagan los narcotraficantes. Además, éstos compran exclusivamente hojas de primera y segunda calidad –que les asegura mejores productos derivados--, cuando el gobierno no hace la diferencia en su adquisición. Sobre la cocaína, su precio en Perú aumentó 31.9% en 2013, al pasar de 993 dólares a mil 310 dólares. La ONUDC estima que desde 2008 los químicos o “cocineros” usan 375 kilos de hojas secas de coca para fabricar un kilo de cocaína. Sin embargo, a raíz de entrevistas que realizaron sus expertos con 64 “cocineros”, la oficina de la ONU reconoce que “en la actualidad se requieren menores cantidades de hoja” para su transformación en cocaína.

Comentarios