Obama no descarta intervención militar en Irak

jueves, 12 de junio de 2014
WASHINGTON (apro).- El presidente Barack Obama dejó en claro que su gobierno estudia lanzar una intervención militar de corto plazo en Irak para evitar que este país, ante la nueva escalada de violencia por parte de grupos insurgentes, entre en una guerra civil. “Con base en las consultas que hemos sostenido con los iraquíes, habrá cosas de corto plazo e inmediatas que debamos hacer, militarmente hablando, y nuestro equipo de seguridad está evaluando todas las opciones”, declaró Obama en la Casa Blanca al término de una reunión en la Oficina Oval con Tony Abbot, el primer ministro de Australia. “No descarto nada porque está en juego el garantizar que los jihadistas (insurgentes) no se establezcan en Irak o Siria”, advirtió Obama durante una sesión de fotografías y al inicio de su reunión con Abbot. Frente a la nueva ola de violencia desatada en Irak entre sunitas y chiitas, el gobierno del primer ministro de ese país, Nouri al-Maliki, dejó en claro que, para evitar una detonación bélica que conlleve a una guerra civil, la nación estaría abierta a que Estados Unidos lance ataques aéreos contra los grupos insurgentes. Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que ordene un ataque aéreo como el que quiere Maliki, el presidente Obama explicó que “preocupa” la situación en Irak y que se ha mantenido en contacto con las autoridades de ese país, sobre todo por lo que está ocurriendo en Anbar, en la zona norte que colinda con Siria. No obstante, el mandatario estadunidense enfatizó que para solucionar la inestabilidad en Irak es necesario que exista “un componente político” para solventar las diferencias entre chiitas y sunitas, aparte de entablar un acuerdo también con los kurdos. Obama anotó que es necesario que las diferencias étnicas en Irak se unan para, en un solo frente, contener a la insurgencia extremista que busca la inestabilidad y la guerra civil. La Casa Blanca explicó que desde hace más de un año Estados Unidos ha estado proporcionado equipo militar, información de inteligencia y apoyo logístico a las autoridades iraquíes en la región de Anbar, ante todo para evitar que grupos extremistas que entran por Siria provoquen un estallido bélico en todo el país. “Lo que hemos visto en los últimos dos días indica un nivel de urgencia bajo el que Irak necesitará más ayuda de parte de nosotros y de la comunidad internacional”, consideró Obama. La situación de inestabilidad en Irak fue aprovechada inmediatamente por los líderes republicanos del Congreso federal, quienes culparon directamente a Obama de ser el responsable de lo que padecen los iraquíes. John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, acusó a Obama de ser un presidente irresponsable, ya que sacó de forma prematura a las tropas de Irak sin hacer una evaluación sobre el conflicto chiita y sunita. “El presidente Obama está dormido frente a lo que está ocurriendo en Irak, ese país necesita de manera urgente el respaldo que le puede brindar Estados Unidos para evitar una catástrofe que puede tener consecuencias muy difíciles para todos”, sentenció Boehner.

Comentarios