Descarta Obama el envío de tropas a Irak

viernes, 13 de junio de 2014
WASHINGTON, (apro).- El presidente Barack Obama descartó la posibilidad de enviar tropas terrestres a Irak para contener los ataques de la insurgencia en ese país, pero aclaró que en los próximos días tomará la decisión sobre qué tipo de apoyo militar ofrecerá al país árabe. “Irak necesita respaldo adicional para contener el moméntum que han conseguido los grupos extremistas y fortalecer las capacidades de las fuerzas de seguridad de Irak”, advirtió Obama en la Casa Blanca, para luego aclarar que “no enviaremos nuevamente tropas a combatir en Irak, pero he pedido a mi equipo de seguridad nacional que prepare una gama de otras opciones que pudieran apoyar a las fuerzas de seguridad iraquíes, y estaré revisando esas opciones en los próximos días”. Pese a que en el Congreso sus críticos republicanos lo acusan de negligencia, por no actuar con celeridad ante una situación de crisis en Irak, Obama dejó en claro que se tomará días, y no horas, para determinar qué tipo de asistencia bélica dará el Pentágono a los iraquíes para contener a los insurgentes. Varios jefes militares del Pentágono han establecido las opciones que tiene el presidente, y entre éstas se destacan los ataques aéreos con aviones caza, o el lanzamiento de misiles contra objetivos bien marcados desde buques de guerra en el Golfo Pérsico. Obama explicó que en los últimos años las tropas estadunidenses han hecho muchos sacrificios combatiendo cuerpo a cuerpo a los extremistas en Irak, pero que la inestabilidad que hay en ese país y que podría resultar en una guerra civil se debe a la incapacidad de los iraquíes para resolver sus diferencias étnicas, sectarias y la falta de confianza en sus gobernantes. “Nosotros no lo podemos hacer por ellos, y ante la ausencia de este tipo de esfuerzo político, una acción militar de corto plazo, incluyendo cualquier tipo de asistencia que podamos proveerles, creo que no tendrá éxito”, admitió Obama. En el Capitolio, republicanos como el senador de Arizona John McCain, acusan a Obama de ser “un presidente tibio sin visión”, y lo culpan de la situación de inestabilidad que se vive en Irak por haber sacado a las tropas estadunidenses de ese país. A los republicanos como McCain se les olvida que la crisis étnica, política, sectaria, económica y social que se vive en Irak inició con la invasión ilegal que ordenó el expresidente George W. Bush en 2003, luego de engañar al mundo de que el entonces gobierno de Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva. “En los próximos días continuaremos monitoreando con mucho cuidado la situación en Irak. Nuestra prioridad máxima sigue siendo el mantenernos vigilantes en contra de cualquier amenaza a nuestro personal que trabaja en el extranjero. Consultaremos con el Congreso, para con ellos tomar una determinación sobre una acción apropiada”, añadió Obama.

Comentarios