Prorusos derriban avión ucraniano; hay 49 muertos

sábado, 14 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- En el más sangriento ataque registrado en los dos últimos meses, separatistas prorusos derribaron un avión militar de Ucrania provocando la muertes de 49 personas. Un portavoz militar ucraniano, Vladislav Selezniov, dijo que habían perdido la vida todas las personas que iban a bordo del avión IL-76 del ejército en el ataque en Lugansk, un bastión de la insurrección prorusa en el este del país. "Había a bordo nueve tripulantes y 40 paracaidistas. Murieron todos", declaró el portavoz precisando que el ataque se había producido el sábado a la 1:00 locales. Poroshenko prometió una respuesta adecuada a los insurgentes que derribaron el avión. "Los que están implicados en este acto terrorista de semejante envergadura serán castigados. Ucrania necesita la paz, pero los terroristas tendrán una respuesta adecuada", declaró en un comunicado y decretó el domingo un día de luto nacional. Un portavoz de los insurgentes en Lugansk reivindicó el ataque, según la agencia Ria Novosti, y afirmó que abatieron el avión con un misil antiaéreo y que cayó en la zona del aeropuerto. Las imágenes de una cámara de videovigilancia del aeropuerto muestra un destello en el cielo en el momento que el avión es alcanzado. Unos 30 segundos después se produce una gran explosión cuando el avión se precipita contra el aeropuerto. "Los terroristas dispararon cínicamente y a traición con una ametralladora de gran calibre y alcanzaron el avión IL-76 del ejército ucraniano que transportaba tropas de relevo y estaba a punto de aterrizar en el aeropuerto de Lugansk", indicó el Ministerio ucraniano de Defensa. La ofensiva separatista se dio poco antes de la esperada reunión entre Moscú y Kiev para reanudar las negociaciones sobre el gas, otro frente diplomático abierto entre los dos países. La empresa rusa Gazprom había aplazado hasta el lunes su amenaza de cortar el suministro de gas a Ucrania si no abona los mil 950 millones de dólares que debe. El presidente ucraniano Petro Poroshenko y su homólogo ruso Vladimir Putin se reunieron esta semana para intentar atajar el conflicto que ha dejado ya más de 300 muertos desde abril.

Comentarios