Presume al-Assad reelección en Siria; desdén de EU y Europa

miércoles, 4 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Con 88.7% de los sufragios a su favor, Bashar al-Assad ganó sin sorpresa las primeras elecciones presidenciales plurales en Siria desde hace medio siglo, por lo que conservará la silla presidencial siete años más. Al-Assad heredó la función presidencial en 2000 al fallecer su padre, Hafez al-Assad, el dictador que reinaba sobre Siria desde el golpe militar que fomentó en 1970. Según el vocero del Parlamento, la participación en los comicios, que se llevaron a cabo ayer, ascendió a 73.42% y al-Assad habría cosechado más de 10 millones de votos en un país atenazado por la guerra civil, conflicto que ya cobró más de 160 mil vidas y desplazó a millones de refugiados desde marzo de 2011. Pese a que “más de 130 obuses de mortero cayeron sobre Damasco y sus alrededores”, los periodistas de la AFP reportaron una importante afluencia en las casillas, por lo que la votación se prolongó de cinco horas. Sin embargo, las elecciones no se llevaron a cabo en las zonas controladas por la rebelión, que representan 60% del territorio y concentran 40% de su población, según la citada agencia. Los dos adversarios de al-Assad, el diputado comunista Masher al-Hajjar y el hombre de negocios Hasan Abdelah Al-Nuri, recibieron 3.2 y 4.3% de los votos, respectivamente. Según la televisora qatarí Al-Jazeera, los habitantes de Damascos salieron a las calles para celebrar los resultados. Al-Assad había aseverado durante una alocución que “nuestra expresión de alegría y de entusiasmo derivada de nuestro sentimiento nacional, no justifica los disparos en el aire que amenazan la vida de los ciudadanos”. En vano: los disparos “de alegría” mataron ayer a tres personas, reveló el medio. Sin embargo, diplomáticos de Estados Unidos y de la Unión Europea despreciaron los comicios. Incluso, sus gobiernos llaman a la destitución de al-Assad y apoyan a los rebeldes desde los primeros días de la insurrección, aunque distinguen ahora a los insurgentes “moderados” de los “extremistas”. Durante su visita en Líbano hoy, el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, declaró que “las elecciones son no-elecciones, son un gran cero”. Y añadió: “No tienen sentido, resulta imposible tener elecciones cuando millones de personas no tienen la posibilidad de votar”. En una declaración escrita, la cancillería de la Unión Europea denunció la “ilegitimad” del escrutinio, que “mina los esfuerzos políticos para encontrar la solución a este conflicto horrible”. Mientras tanto, una delegación de 30 países amigos con el régimen de Bashar al-Assad, entre los que destacan Irán, Rusia, y Venezuela, felicitaron al político por su “triunfo”, resaltó Al Jazeera. La titular de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Valerie Amos, se alarmó hoy sobre el aumento de las violaciones de los derechos humanos en el conflicto sirio, tanto por parte del gobierno como de los rebeldes. El responsable de la OCHA aseveró que 240 mil personas se encuentran atrapadas en comunidades sitiadas sin acceso a agua, medicamentos y servicios de primera necesidad. Asimismo, relató que escuelas y hospitales son blancos de ataques. Sigrid Kaad, coordinadora especial de la misión que impulsan en Siria las Naciones Unidas junto y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, anunció por su parte que las malas condiciones de seguridad no permitirán llevar a cabo la destrucción de la totalidad del arsenal químico de Siria el próximo 30 de junio, plazo límite que planteó el Consejo de Seguridad.  

Comentarios