Crece la pesadilla en Gaza: van 90 palestinos muertos, 22 de ellos, menores de edad

jueves, 10 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Hamas “explota nuestra preocupación por la vida humana al esconderse en las casas, las escuelas y las mezquitas en Gaza”, declaró el embajador de Israel ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ron Prosor, al salir de una sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad. El mismo Prosor aseveró que esa organización “se esconde detrás de los civiles palestinos y trata de implantar una agenda genocida contra Israel”. Y más: “Si quieren combatir el terrorismo mañana, les llamo a andar con Israel hoy”. Según el conteo de las últimas horas, durante el operativo aéreo “Margen Protector” el ejército israelí lanzó más de 860 bombas (322 la noche pasada) sobre la franja de Gaza, el pequeño territorio de 356 kilómetros cuadrados. El saldo: 90 palestinos muertos –22 de ellos menores de 16 años de edad– y más de 550 heridos desde el pasado martes 8. “Quiero agradecer a las Fuerzas de Defensa Israelíes, las Fuerzas Aéreas, así como a los servicios de seguridad por sus acciones profesionales, dedicadas y precisas”, declaró este jueves el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Ellos “hacen todos los esfuerzos para evitar golpear a los civiles e inocentes, y si estos reciben golpes es porque Hamas se esconde de forma maliciosa detrás de ellos”, subrayó. De acuerdo con el periódico israelí Haaretz, la noche de ayer fue bombardeado un café que se ubica cerca de la playa, mientras los comensales miraban el partido Argentina-Holanda que se jugó en Brasil. En el ataque fallecieron seis personas y 15 resultaron heridas, reportó la agencia AFP. Pero los diplomáticos israelíes y estadunidenses operaron juntos para evitar que el Consejo de Seguridad condenara la ofensiva aérea de Israel sobre Gaza, según Haaretz. Este jueves, durante un encuentro con el Consejo de Defensa de Israel, Benjamín Netanyahu sentenció: “Por ahora no estoy hablando con nadie acerca de un cese-el-fuego. (Este tema) ni siquiera se encuentra en la agenda”. Varias potencias militares, entre ellas Estados Unidos, reiteraron el derecho de Israel de atacar a los palestinos. “No se puede esperar de ningún país que se quede pasivo cuando una organización terrorista lanza ataques de cohetes en su país”, declaró la vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki. Y los mandos militares, así como el embajador de Israel en la ONU, Ron Grosor, señalaron que ese país continuará con los ataques aéreos hasta desmantelar por completo la infraestructura de Hamas. “(Los combatientes) convirtieron a Gaza en una plataforma de lanzamiento, a partir de la cual atacan civiles inocentes en Israel”, afirmó Prosor en la sala de prensa de Naciones Unidas. De su lado, habitantes en Gaza afirman que los bombardeos israelíes se producen en zonas con mucha población, casas o edificios públicos como hospitales y escuelas. “Las aseveraciones según las cuales Israel sólo le pega a la infraestructura de la organización mediante el bombardeo de oficinas y edificios son ridículas, porque estos tres últimos días han bombardeado edificios en los que viven puras familias y civiles”, puntualizó a Haaretz un miembro de Hamas. Según el ejército israelí, entre el martes y el jueves los combatientes de Hamas, del Yihad Islámico y de las demás facciones armadas de Gaza dispararon más de 350 cohetes. El sistema antimisil “Domo de Hierro” destruyó 70 de ellos, destinados a caer en diferentes ciudades israelíes, incluso Jerusalén o Tel Aviv. Los demás dieron el blanco en zonas despobladas. Los servicios médicos de Israel informaron que atendieron 123 personas, de las cuales una se encuentra en estado “serio”. El vocero del Yihad Islámico, Abu Ahmad, advirtió que las facciones (combatientes) en Gaza “no se rendirán y seguirán luchando”. Sus palabras fueron retransmitidas por Haaretz: “No estamos preocupados. Trabajamos con calma… incrementaremos nuestras respuestas si Israel incrementa sus agresiones”. Sorpresa En una entrevista con el diario gazatí al-Akhbar, el representante de relaciones exteriores del Yihad Islámico, Khaled al-Batch, señaló ayer que “si el enemigo deja de cometer sus crímenes en todos los lugares de forma simultánea y levanta el embargo, entonces podremos evocar una tregua”. Ante las amenazas de una invasión terrestre en la franja de Gaza, advirtió que las tropas israelíes serán sorprendidas por la recepción que recibirán. “Es un conflicto que dura desde hace 64 años. Los palestinos hemos acumulado experiencias y capacidades”, sostuvo. Además, estimó “probable” que ocurra una tercera Intifada (levantamiento) contra Israel y quizá contra el gobierno de la Autoridad Palestina liderada por Mahmud Abás desde Ramalá. Mientras tanto, la comunidad internacional sigue acudiendo a Abás como interlocutor en las negociaciones de paz, pero su autoridad se erosionó los últimos días tanto en Ramalá –donde se le acusa de dejar a los soldados israelíes reprimir a los palestinos-- como en Gaza. “La Autoridad es el ausente presente: sus integrantes no están con la resistencia, ni con el pueblo, ni con la ocupación, como si no tuvieran relaciones con nadie”, afirmó al-Batch, y agregó que “hasta la fecha, la Autoridad (palestina) quiere satisfacer a Estados Unidos e Israel a costa de nuestro pueblo”. Desde el pasado 2 de junio, Hamas –autoridad de facto en la franja de Gaza– hizo un acuerdo con el partido de Mahmud Abás, el Fatah, para formar un gobierno de unión nacional, que reconocieron la Unión Europea y Estados Unidos, entre otros. Sin embargo, dicho gobierno empezó a fracturarse cuando Hamas criticó la actitud pasiva de Abás ante el asesinato de un adolescente palestino, quemado vivo por seis extremistas israelíes, el pasado martes 1, en venganza por el secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes, el 12 de junio pasado. Por su parte, los israelíes desconocieron abiertamente al gobierno Hamas–Fatah. El embajador Prosor declaró ante la prensa que “si una organización terrorista forma parte del gobierno, entonces este gobierno no puede participar en negociaciones de paz con Israel”. Durante la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, el secretario general, Ban Ki Moon, aseveró que “enfrentamos el riesgo de una escalada sin cuartel en Israel y Gaza bajo la amenaza de un operativo terrestre”. Según Haaretz, durante la tarde de este jueves pararon los bombardeos aéreos, pero no los disparos de cohetes provenientes de Gaza. A las 9:38, el corresponsal de CNN de Gaza escribió en un twit: “calma bizarra en Gaza esta noche. Muchos preocupados que algo malo esté por ocurrir”.

Comentarios