Culpa Obama a separatistas ucranianos por caída de avion de Aerolíneas Malasia

viernes, 18 de julio de 2014
WASHINGTON (apro).- Sin aportar pruebas, el presidente Barack Obama aseguró que el misil tierra-aire que derribó el pasado jueves 17 al avión malasio de pasajeros en Ucrania fue disparado desde el territorio dominado por separatistas pro-rusos. “La evidencia indica que el avión fue derribado por un misil tierra-aire que fue lanzado desde un área dentro de Ucrania, por los separatistas respaldados por Rusia”, dijo Obama en rueda de prensa en la Casa Blanca. Pese a haber defendido las conclusiones sobre los presuntos responsables del derribo en Ucrania del vuelo MH17 de Aerolíneas Malasia, que costó la vida a 298 personas, Obama pidió que se lleve a cabo una investigación internacional para esclarecer el siniestro. “Esto fue una tragedia global, un avión asiático destruido en cielos europeos, lleno de ciudadanos de varios países; por ello, debe haber una investigación internacional creíble sobre lo que ocurrió”, acotó el mandatario estadunidense. Y aunque se mantuvo al margen de hacer una acusación directa al gobierno ruso de Vladimir Putin, por el presunto asesinato de los 298 pasajeros del avión malasio, Obama dio a entender que Moscú es corresponsable del incidente. Obama dijo que el misil aire-tierra fue lanzado en la región del este de Ucrania, desde donde los separatistas apoyados por Moscú derribaron un avión de cargo y un helicóptero ucraniano hace unas semanas. “Sabemos que los separatistas han recibido un flujo constante de apoyo por parte de Rusia, que incluye entrenamiento y armas pesadas, entre las que se cuenta equipo bélico anti-aéreo”, aseguró el presidente estadunidense. Entre los 298 pasajeros que fallecieron en el percance el mandatario nombró a un estadunidense, Quiin Lucas Shantzman, pero se abstuvo de señalar si su gobierno tomara represalias por este presunto asesinato. La mayoría de pasajeros del vuelo MH17 eran holandeses, por lo que Obama dijo que habló por teléfono con el primer ministro de ese país, con el presidente de Ucrania y de Malasia y que este mismo viernes se comunicaría con el primer ministro de Australia. Para llevar a cabo la investigación internacional, Obama solicitó a los separatistas ucranianos un cese al fuego inmediato, con el fin de que peritos tengan acceso a la zona donde cayó el fuselaje del avión. Estados Unidos, según Obama, proveerá toda la asistencia requerida, por lo cual ofreció el respaldo del personal especializado del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y de la Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés). “En las próximas horas y días me mantendré en contacto con los líderes de varios países alrededor del mundo para determinar cómo responder a esta catástrofe”, advirtió. Pese a ser unos de los primeros funcionarios en sacar conclusiones sobre la responsabilidad del siniestro, Obama hizo un llamado a evitar especulaciones. “Nadie puede negar la verdad que revelan las horribles imágenes que todos hemos visto. Los ojos del mundo están en el este de Ucrania y vamos a garantizar que la verdad salga a relucir”, remató el mandatario estadunidense.

Comentarios