Aplazan juicio contra líder opositor venezolano

jueves, 24 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El juicio contra el opositor venezolano Leopoldo López, acusado por los hechos violentos del pasado 12 de febrero en Caracas, Venezuela, que dejaron un saldo de tres muertos, continuará el próximo 6 de agosto. Juan Carlos Gutiérrez, abogado defensor del líder del partido Voluntad Popular, expuso que ayer, al realizarse la primera audiencia, la juez 28 de Juicio de Caracas, Susana Barreiros, se negó a aceptar las demandas formuladas para subsanar lo que se considera graves violaciones a los derechos humanos del exalcalde. López, recluido desde el 18 de febrero en la prisión militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, es acusado por la fiscalía general de Venezuela de "determinador en los delitos de incendio y daños, instigación pública y asociación delictuosa", que según las leyes del país sudamericano puede ser penado con hasta 10 años de cárcel. En la audiencia de ayer, con 138 testigos en contra y uno a favor, Rigoberto Quintero, abogado de los estudiantes Marco Coello y Christian Holdack, igualmente arrestados por participar en las protestas antigubernamentales y cuyo juicio también inició ayer, afirmó que “la audiencia fue muy fuerte (…) Es menester que el país sepa que las pruebas presentadas por el Ministerio Público son muy endebles”. La acusación contra el exalcalde “es sumamente confusa, política, sesgada (…) no hay ningún elemento que la jueza pueda tener para condenar a Leopoldo López y a los demás estudiantes, sin embargo la defensa fue muy brillante”, apuntó. En una rueda de prensa en el Palacio de Miraflores, mientras se realizaba el juicio, el presidente Nicolás Maduro aseveró que “López es culpable, deberá pagar y va a pagar ante la justicia, así de sencillo. Bastante daño le hizo a este país, que siga la justicia en su propio camino, con sus propios métodos". En respuesta, el penalista Juan Carlos Gutiérrez señaló que Maduro “no es el juez de la causa, pero esas declaraciones constituyen una muy grave injerencia que demuestra ante la opinión pública nacional e internacional que Leopoldo López está privado de libertad simplemente por una orden expedida por el Presidente de la República”. Los abogados de López, que días atrás amagaron con no acudir al juicio tras denunciar supuestas irregularidades, finalmente se presentaron a la audiencia de ayer, pero advirtieron que no se estaban cumpliendo las condiciones para que sea un proceso "justo en términos constitucionales". "Leopoldo se ha enfrentado al sistema de justicia, dio la cara al pueblo de Venezuela, no abandonó el país, no huyó, y si él no lo hizo, nosotros no lo podemos abandonar", dijo a la prensa Juan Carlos Gutiérrez. Mientras se desarrollaba la audiencia, más de 200 simpatizantes de López se reunieron afuera del tribunal, con pancartas en las que se leía "Liberen a Leopoldo" o "El que se cansa pierde", lema popularizado por el político. María Corina Machado, diputada destituida por la Asamblea Nacional y cercana a López, denunció que se le prohibió el acceso al tribunal, y acusó al gobierno de no respetar la separación de poderes y de utilizar la justicia con fines políticos. "Todo el sistema de justicia se ha dedicado a perseguir a los que piensan distinto, mientras el hampa hace de las suyas. Pero eso es una política de Estado", dijo Machado a la prensa. Por su parte, el líder opositor Henrique Capriles le manifestó su apoyo a López, en momentos en que el chavismo acusa a la coalición opositora de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) de estar dividida y sin proyecto político común. "Ninguna diferencia que podamos tener será superior a nuestra aspiración de unión, libertad, justicia, progreso y cambio para nuestra patria", escribió en Twitter. Leopoldo López fue llevado a tribunales junto con los estudiantes Marco Coello, Christian Holdack, Demian Martín y Ángel González por los incidentes del 12 de febrero en Caracas. Ese día una marcha antigubernamental convocada por el exalcalde se juntó con otra estudiantil al finalizar frente al Ministerio Público, y a su término varios encapuchados atacaron la sede de la Fiscalía y varios vehículos policiales. El saldo fue de tres muertos y decenas de heridos y detenidos, que dio a una ola de protestas en Venezuela que dejó 43 muertos y cientos de heridos. Tras la audiencia de ayer se informó que “por razones de salud” fue liberado el estudiante Marco Coello. (Con información de las agencias AFP y EFE)

Comentarios