Crimen de guerra, el derribo del avión de Malaysia Airlines: ONU

lunes, 28 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Navi Pillay, demandó una investigación “rápida, completa, efectiva e independiente” sobre el derribo del avión de Malaysia Airlines el pasado 17 de julio en el que murieron sus 298 ocupantes, porque puede constituir un “crimen de guerra”. Desde Ginebra, la funcionaria afirmó que el derribo de la aeronave en el este de Ucrania, cerca de la frontera con Rusia, fue una violación al derecho internacional y, dadas las circunstancias, “puede ser un crimen de guerra”. "Es imperativa una investigación rápida, completa, efectiva e independiente sobre este hecho", subrayó Navy, al tiempo que se dio a conocer el más reciente informe de la misión de observadores enviada por su oficina a Ucrania. Y es que existen denuncias de que las milicias que controlan la zona en donde ocurrió el accidente no permiten acceso irrestricto a los investigadores. En el avión siniestrado cerca de la frontera con Rusia viajaban 298 personas, 15 de ellas miembros de la tripulación. De ese total, 80 eran niños y 23 ciudadanos de Estados Unidos. El avión volaba de Ámsterdam a Kuala Lumpur y cayó en Torez, a unos 40 kilómetros de la frontera con Rusia. La funcionaria de la ONU exigió que toda persona que cometa graves violaciones del derecho internacional como crímenes de guerra sea llevada ante la justicia, sin importar quién sea. "Insto a todas las partes a poner fin a la ley de las armas y restaurar el respeto por el Estado de Derecho y los derechos humanos", llamó Pilay ante el deterioro de la situación en el sureste de Ucrania. De acuerdo con la ONU, mil 129 personas han sido asesinadas desde junio pasado en el conflicto del este de Ucrania. La cifra de víctimas mortales se ha triplicado desde ese mes, cuando la ONU reportó 356 asesinatos. En las regiones orientales de Donestk y Lugansk los combates entre las fuerzas gubernamentales y los grupos rebeldes prorrusos han aumentado en las últimas semanas, y en días recientes las fuerzas gubernamentales recuperaron el control de la ciudad de Slovyansk, una base estratégica para los rebeldes. Con la escalada de la violencia, la cifra de heridos ahora es de tres mil 442 personas, precisó Gianni Magazzeni, jefe de la Sección para las Américas, Europa y Asia Central del alto comisionado. Al presentar el informe de los observadores, Magazzeni dijo que "se necesita establecer los hechos y circunstancias de lo sucedido" con el avión porque de ese modo se podrán "definir las siguiente etapas" y garantizar que "los responsables sean juzgados". De acuerdo con el informe la situación en el este de Ucrania es “desesperada” pues hay 104 edificios en manos de grupos armados, de los que 24 son instalaciones militares, 16 sedes administrativas y de autoridades locales, 16 del Ministerio del Interior y 7 de los Servicios de Seguridad. Además, la misión de observadores, dijo, cree que en los próximos meses puede haber una nueva ola de desplazados de la península de Crimea -anexada por Rusia en marzo- por el acoso que sufren ahí las minorías. "Las fuertes restricciones, el continúo acoso y la discriminación contra ucranianos, tártaros y representantes de minorías en general" pueden dar paso a un nuevo éxodo, señalan los observadores en su evaluación. La ONU estima que hasta ahora, unas 14 mil personas han abandonado Crimea para instalarse en otras partes de Ucrania.

Comentarios