El NYT pide a Obama regularizar a migrantes

viernes, 4 de julio de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- El diario The New York Times pidió al presidente estadunidense Barack Obama ir más allá en su decisión de hacer uso de su autoridad para arreglar parcialmente el sistema migratorio y facilitar la regularización de cientos de miles de personas para que puedan trabajar y vivir en ese país “sin miedo”. En un editorial, el rotativo más influyente de Estados Unidos pidió al mandatario reducir el número de deportaciones de inmigrantes indocumentados quienes aportan a la economía del país. “El señor Obama debe hacer todo lo posible, dentro de la ley, para limitar los daños causados por un sistema obsoleto e injusto que está deportando a las personas equivocadas, asfixiando a los negocios, dañando a las familias y a la economía”, afirma el rotativo. Se debe poner fin, abunda, a los programas que “imprudentemente” delegan la ley de inmigración a la policía local y facilitar a los miembros de la familia de los ciudadanos estadunidenses a buscar la tarjeta verde sin tener que salir del país por tres o 10 años. La reparación del sistema, abunda, debe empezar permitiendo a millones de inmigrantes permanecer en el país “para trabajar y vivir sin miedo”. “Obama debe reducir la maquinaria de deportaciones, que él mismo amplió enormemente. Su decisión hace dos años de parar las deportaciones de jóvenes inmigrantes bautizados ‘Dreamers’ fue un buen primer paso. Ahora debe proteger a los padres de los ‘Dreamers’ y, si es posible, a los padres de los niños ciudadanos”, subraya The New York Times. En opinión el rotativo, la prioridad de la administración Obama debe ser proteger las familias y a aquellos que tienen fuertes lazos con el país, y liberar recursos para luchar contra los traficantes, narcos, bandas violentas y otros criminales. Obama –dice—quiere transferir recursos desde el interior hasta la frontera, donde decenas de miles de niños recientemente han sido detenidos tras huir de la violencia en El Salvador, Guatemala y Honduras. “Tiene la esperanza de detener la afluencia a través de deportaciones más rápidas, pero su prioridad más urgente debería dar a estos niños abogados y cuidadores. Mientras que muchos probablemente serán enviados de vuelta, muchos otros probablemente calificarán para la protección humanitaria”, sostiene. Si bien, advierte el diario, las acciones en solitario de Obama le valdrán críticas de los republicanos, la mayoría de los estadounidenses –asegura—están en contra de la “obsesión” de aquellos por el cumplimiento de las normas actuales. “Deje que el partido (Republicano) pague un alto precio entre los votantes latinos y asiáticos”, recomienda a Obama el diario neoyorquino que califica las ideas del ala más dura de la oposición como “una fantasía de fronteras herméticas y expulsiones masivas”. Finaliza el editorial: “A medida que la crisis fronteriza se desarrolla, se pondrá a prueba el apoyo público a la legalización. Pero el señor Obama puede aliviar los temores si actúa en la creencia de que millones que están aquí son un beneficio para el país y merecen la oportunidad de quedarse. “A través de la abdicación cínica, los republicanos desperdiciaron una oportunidad preciosa para fijar la inmigración para el siglo 21. Ese juego ha terminado. El presidente ha seguido adelante. Es cuestión de tiempo”.

Comentarios