El Papa Francisco pide perdón a víctimas de pederastia

lunes, 7 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Papa Francisco pidió perdón a seis víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, con quienes se reunió este lunes en la capilla de Santa Marta, en el Vaticano. "Ante Dios y su pueblo expreso mi dolor por los pecados y crímenes graves de abusos sexuales cometidos por el clero contra ustedes, y humildemente pido perdón”, dijo el Papa. Durante un encuentro que duró más de tres horas (de 9.00 a 12.20) y que incluyó una celebración eucarística, jorge Bergoglio recibió a dos víctimas de Gran Bretaña, dos de Alemania y dos más de Irlanda. En su homilía el Papa les dijo: “Esta es mi angustia y el dolor por el hecho de que algunos sacerdotes y obispos hayan violado la inocencia de menores y su propia vocación sacerdotal al abusar sexualmente de ellos. Es algo más que actos reprobables. Es como un culto sacrílego porque esos chicos y esas chicas le fueron confiados al carisma sacerdotal para llevarlos a Dios, y ellos los sacrificaron al ídolo de su concupiscencia”. Agregó: “También les pido perdón por los pecados de omisión por parte de líderes de la Iglesia que no han respondido adecuadamente a las denuncias de abuso presentadas por familiares y por aquellos que fueron víctimas del abuso”. El Papa Francisco subrayó que no hay lugar en el ministerio de la Iglesia para aquellos que cometen estos abusos, “y me comprometo a no tolerar el daño infligido a un menor por parte de nadie, independientemente de su estado clerical”. Reconoció que las víctimas sufren de una “implacable angustia emocional y espiritual” y viven en “la desesperación”, al grado de que caen en las adicciones a la drogas, experimentan “trastornos” en sus relaciones sociales e incluso llegan al suicidio. “Las muertes de estos hijos tan amados de Dios pesan en el corazón y en la conciencia mía y de toda la Iglesia”, apuntó. Y señaló que son principalmente los obispos quienes deben tener “sumo cuidado para salvaguardar la protección de menores y rendirán cuentas de esta responsabilidad”. Francisco prometió estar vigilante “en la preparación para el sacerdocio”, para lo cual, dijo, “cuento con los miembros de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores”, que es la principal instancia vaticana encargada de impedir los actos de pederastia sacerdotal. Por último, prometió a las víctimas que no va a permitir “que ningún lobo se meta en el rebaño”. Esta es la primera vez desde que llegó al pontificado, en marzo de 2013, que el Papa Francisco sostiene un encuentro privado con víctimas de sacerdotes pederastas.

Comentarios