Una de cada 5 personas en el mundo sobrevive con 1.25 dólares al día: ONU

lunes, 7 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Si bien los indicadores de desarrollo mejoraron en términos reales en los últimos 14 años, una de cada cinco personas en el mundo –sobre todo en Asia Meridional y África subsahariana– sobrevive con menos de 1.25 dólares al día, precisó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con motivo de la presentación de su informe 2014 sobre los Objetivos del Milenio. Asimismo, detalla que pese a la notable reducción en la cifra de infecciones por VIH y la ampliación en el suministro de retrovirales, cada media hora un niño falleció por causas relacionadas con el SIDA en 2012. Según estimaciones de la ONU, 842 millones de personas sufrían de hambre crónica en el mundo entre 2011 y 2013, de las cuales 99 millones eran niños menores de cinco años. De hecho, 162 millones de infantes (es decir, uno de cada cuatro) sufren de retraso en el crecimiento, lo que podrá generar consecuencias negativas en su desarrollo cognitivo y físico. De acuerdo con el informe de Naciones Unidas, en las regiones en desarrollo la tasa de mortalidad infantil se redujo durante las dos últimas décadas, al pasar de 99 fallecimientos por cada mil partos en 1990 a 53 en 2012, cifra que sigue siendo muy alta en comparación con el promedio de los países desarrollados, con seis fallecimientos por cada mil partos. En África subsahariana, subraya, uno de cada 10 niños falleció antes de cumplir 10 años en 2012. El fenómeno se produce ante todo en los hogares de ingresos bajos y medio-bajos, abunda. En los países en desarrollo uno de cada cuatro niños que ingresa a la escuela primaria abandona sus estudios antes de finalizar el ciclo básico. Y todavía hoy 781 millones de adultos y 126 millones de niños carecen de alfabetización básica en el mundo. “Entre 2000 y 2011, la persistente deserción escolar en las regiones en desarrollo ralentizó el avance hacia el logro del objetivo”, enfatiza el informe, al precisar que durante ese periodo sólo 73% de los niños terminó la educación básica. En los países en desarrollo, añade el reporte, 60% de las mujeres y 54% de los hombres desempeñan trabajos vulnerables. Medio ambiente amenazado El campo en el que los indicadores de desarrollo empeoraron durante las dos décadas pasadas fue el de medio ambiente. Entre 2000 y 2010 se perdieron anualmente 13 millones de hectáreas de bosques en el mundo, mientras que las emisiones de dióxido de carbono aumentaron 48.9% entre 1990 y 2011, con lo que se elevaron a 32 mil 200 millones de toneladas métricas. Los habitantes de los países desarrollados fueron los que propiciaron la mayor contaminación en el mundo, con un promedio de 11 toneladas métricas de dióxido de carbono emitido por persona cada año, mientras que en las regiones en desarrollo ese promedio se acercó a tres toneladas métricas. En 2012, pese a una mejoría en comparación con 1990, 748 millones de personas seguían consumiendo agua de fuentes no aptas para el consumo; 173 millones de ellas la obtuvieron directamente de los ríos, arroyos o lagunas. Además, 2 mil 500 millones de personas no contaban con instalaciones sanitarias mejoradas en 2012, lo que obligó a mil millones de ellas a defecar al aire libre, en general afuera de sus comunidades, lo que puede generar graves problemas sanitarios, apunta el informe de la ONU. En 2012 la población urbana que vivía en tugurios se elevó a 863 millones de personas, cifra superior a la de 1990, cuando se contabilizaron 210 millones. En América Latina y el Caribe, uno de cada cuatro habitantes de una zona urbana vive en tugurios, cifra que en África subsahariana alcanza 62%. Mejoría en América Latina Según la ONU, en la región de América Latina y el Caribe se redujo la brecha de desigualdad entre géneros en la escuela, al observar una matricula de 107 niñas por 100 niños en las instituciones escolares de nivel secundario y de 128 niñas por 100 niños en el terciario en 2012. Asimismo, ese año las cámaras parlamentarias de la región acogían 26% de mujeres en promedio, un porcentaje más elevado que en los países desarrollados y que se incrementó 11% en comparación con el año 2000. Las mujeres ocupaban 44% de los trabajos no agrícolas, lo que coloca a América Latina y el Caribe en el primer lugar de las regiones en desarrollo, dos puntos por debajo del promedio de las regiones desarrolladas. La ONU estima que a pesar de un mayor acceso a los métodos anticonceptivos, 76 de cada mil latinoamericanas adolescentes se embarazaron en 2011. Es la segunda mayor tasa de embarazos entre adolescente en el mundo, después de África subsahariana. Señala que la región mejoró notablemente en reducir el hambre, aun cuando todavía falta mucho por hacer. Y subraya que la proporción de personas con nutrición insuficiente pasó de 15% en 1990 a 8% en 2011-2013, mientras que la tasa de niños menores de cinco años con un peso por debajo de lo normal pasó de 7% a 3%. En los años noventa, los países latinoamericanos estuvieron a punto de alcanzar la escuela primaria universal, pero la tasa de educación básica se quedó varada en el año 2000 en 94%. Entre 2001 y 2012 la región redujo a la mitad el número de infectados por VIH, mientras 75% de las personas que vivían con el virus en 2012 recibieron terapia, con lo que la región se colocó en el primer lugar de las regiones en desarrollo con el mejor seguimiento médico de afectados por la epidemia. Definidos en el año 2000, los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio “constituyen un compromiso a defender los principios de la dignidad humana, de la igualdad y la dignidad, y a liberar el mundo de la pobreza extrema”, aseveró hoy el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, al presentar el informe.

Comentarios