Programa de la NSA desataría ofensiva cibernética, alerta Snowden

miércoles, 13 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Edward Snowden se ubicó nuevamente en el centro de la atención internacional al revelar que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) posee un programa que desataría una ofensiva cibernética de manera autónoma y sin intervención humana en respuesta a ataques de hackers internacionales. Según el exanalista de la NSA, eso podría causar un conflicto internacional debido a que el programa llamado Monstermind (mente de monstruo) podría detectar de manera errónea el país donde se originó el ataque y responder a un blanco equivocado. En una extensa entrevista publicada este miércoles 13 en la revista Wired, el también exagente de la CIA, quien acaba de obtener asilo en Rusia por tres años más, afirmó que los ataques pueden ser incluso fingidos. “Puedes tener a alguien sentado en China, por ejemplo, aparentando que uno de estos ataques es originado en Rusia. Y entonces terminamos atacando a un hospital ruso. ¿Qué pasaría después?”, cuestionó el excontratista de la NSA. Snowden aparece en la portada de Wired sujetando la bandera de Estados Unidos, como abrazándola y en una parte de la entrevista afirma que tiene la idea de preservar los ideales de Estados Unidos, no de dañarlos. Incluso, ofreció al gobierno de Estados Unidos purgar una condena en prisión siempre y cuando “sirviera al propósito correcto”. “Me importa más el país que lo que me pase a mí. Pero no podemos permitir que la ley se convierta en un arma política o acordar asustar a la gente para que no defienda sus derechos, no importa qué tan bueno sea el trato. No seré parte de eso”, enfatizó. El exanalista de la NSA acusado de espionaje afirmó que no ha revisado aún la mayor parte de los documentos que tiene en su poder. Según autoridades de Estados Unidos, Snowden podría tener 1.7 millones de documentos, sin embargo el excontratista calificó la afirmación de “exagerada”, aunque cree que la información que tiene podría contener aún varias “revelaciones explosivas” capaces de arruinar las carreras de varios funcionarios. Snowden dijo a Wired que los ciudadanos estadunidenses no deben confiar aún en la labor que ejecuta la NSA, porque la Administración del presidente Barack Obama todavía no ha solucionado sus problemas. “Todavía tienen negligencias auditadas, todavía tienen asuntos que se les escapan de las manos, y no tienen idea de dónde viene y hacia a dónde quiere ir. Y si ese es el caso, ¿cómo podemos nosotros como ciudadanos tener confianza en la NSA con toda nuestra información, todos nuestros registros privados, el registro permanente de nuestras vidas?”, cuestionó el exagente. Al explicar la portada de la revista, el editor Scott Dadich, comentó que al principio Snowden estaba nervioso con la idea de posar junto la bandera estadunidense. “Dijo que estaba nervioso por el hecho de que posar con la bandera enfadase a la gente, pero significaba mucho para él”, afirmó Dadich. “Dijo que amaba a su país. Meció la bandera y la sostuvo cerca de su corazón. Nadie dijo una palabra, y se nos pusieron los pelos de punta. Nos sentamos todos allí durante un largo rato, mirándolo”, abundó el editor. El gobierno de Estados Unidos requiere a Snowden por filtrar documentos clasificados como secretos, que revelaron la existencia de programas de vigilancia masiva y registro de llamadas telefónicas por parte del gobierno federal.

Comentarios