"Maravilloso y mágico lo que me está pasando": nieto de Estela de Carlotto

viernes, 8 de agosto de 2014
MÉXICO, D.F., 8 de agosto (apro).-Guido Carlotto compartió hoy públicamente sus primeras impresiones sobre el reencuentro con su abuela Estela de Carlotto, dirigente de la organización Abuelas de Plaza de Mayo en Buenos Aires. "Estoy disfrutando, pero lo que más disfruto es la felicidad en los demás (…) Me parece maravilloso y mágico lo que me está pasando. Quiero que esto sirva para potenciar esta búsqueda de las abuelas", dijo mirando a su abuela materna quien lo buscó durante más de tres décadas. "Es una alegría enorme. No solamente por mí, sino porque yo sabía que esta respuesta iba a traer alegría a mucha de gente. Veo la alegría en sus ojos y me parece realmente maravilloso. Lo estoy disfrutando", agregó. El hombre, quien creció con el nombre de Ignacio Hurban, confesó que ha llevado una vida feliz desde antes de enterarse que es nieto de una líder social de Argentina. “Me han pasado muchas cosas maravillosas y hoy vivo otra parte maravillosa de la vida", dijo ante una sala atiborrada de periodistas en la sede de la organización Abuelas de Plaza de Mayo en Buenos Aires. Pasaron 36 años para que la dirigente de la organización –quebusca a losniños arrebatados por la última dictadura militar, entre 1976 y 1983—volviera ver a su nieto, quien creció al lado de una familia de campesinosen el campo de Olavarría, 350 kilómetros al sudoeste de Buenos Aires. Guido se enteró hace dos meses, el 2 de junio, día de su cumpleaños, que era adoptado y el martes pasado recibió una llamada que le anunció que era el nieto de Estela de Carlotto y que fue robado por la dictadura militar cinco horas después de nacer en un centro clandestino. Él es uno de los 144 niños que han sido rescatados por la organización civil que preside su abuela materna y llamó a todos quienes han sido rescatados y tengan dudas de su identidad a hacerse exámenes de ADN.Las activistas estiman que unos 500 niños fueron apropiados ilegalmente y han crecido bajo una identidad falsa. De sus propias dudas acerca de su identidad, dijo el también músico: "No sé exactamente qué era.Tenía ruidos en mi cabeza, cosas que no me encajaban, que me trajeron hasta acá". Entre esas piezas que no encajaban, dijo, estaba justamente su afición por la música, pero en los últimos dos días se enteró que su abuelo y su padre biológico eran músicos amateurs y que también los había en su familia materna. Su padre biológico, Oscar Puño Montoya, era baterista en un grupo de rock llamado “Nosotros El joven de 36 años, está casado y se desempeña como director de una escuela de música de esa localidad. Ha editado algunos discos y participado de conciertos con artistas conocidos. Incluso, en la red es posible escuchar sus composiciones de jazz, tango y worldmusic. Sin dar detalles, Ignacio Hurban contó que se enteró de que era adoptado hace dos meses y "de ahí viene un proceso un poco complejo, como se imaginarán", dijo entre risas, y al tratar de dejar clara su decisión respecto de su identidad, pidió: "Estoy acostumbrado a mi nombre Ignacio y lo voy a seguir manteniendo. También entiendo que hay una familia que me llama Guido hace treinta años. Pero me siento cómodo con lo que me toca. Me siento feliz y agradecido". Luego deseó que esta situación que, a diferencia de otros casos, se hizo pública, sirva para la búsqueda que desde hace décadas realiza la organización que preside su abuela. Por su parte, Estela de Carlotto, de 83 años, relató a Radio Del Plata que la idea de la presentación en público de su nieto fue satisfacer la gran expectativa que ha generado la noticia en Argentina."Así ya la prensa queda conforme", dijo. La activista conoció personalmente a su nieto el miércoles pasado en un encuentro íntimo en La Plata, localidad ubicada unos 60 kilómetros al sur de la capital argentina donde ella reside. De Carlortto comentó que la presidenta Cristina Fernández recibió a su nieto la noche del jueves pasado en la residencia presidencial en una reunión en la que también estuvieron los hijos de la mandataria, Máximo y Florencia Kirchner, así como sus principales colaboradores. Además refirió que la abuela paterna de Guido, Hortensia Ardura, viajó desde su lugar de residencia en la localidad de Caleta Olivia, en la sureña provincia de Santa Cruz, para conocer a su nieto recuperado.

Comentarios