"Estados Unidos no se rinde al miedo": Obama

jueves, 11 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- Horas después de anunciar la extensión de sus ataques aéreos contra el Estado Islámico a Siria, el presidente estadunidense Barack Obama recordó a las víctimas de los atentados del 11-S , hace 13 años, donde perecieron más de tres mil personas. En un discurso frente al Pentágono, que también fue blanco de un ataque aquel 11 de septiembre de 2001, Obama sostuvo que “Estados Unidos no se rinde al miedo” que ocasiona el terrorismo. "Ellos (Al Qaeda) querían hacer más que tirar edificios y matar a nuestra gente, querían romper nuestro espíritu y probar al mundo que su poder de destrucción era más grande que nuestro poder de perseverar y construir. Pero ustedes y Estados Unidos les demostraron que estaban equivocados. "Han sido años difíciles pero con su presencia acá demuestra la idea de que, sin importar nada, Estados Unidos va a salir más fuerte. Seguimos adelante porque como americanos no sucumbimos al miedo. Nunca. "Trece años después de que mentes pequeñas y llenas de odio hayan conspirado para quebrarnos, Estados Unidos se mantiene grande y orgullosa. Y Estados Unidos va a ser más fuerte. Estados Unidos siempre será Estados Unidos", dijo en breve mensaje. Acompañado por su esposa, Michelle Obama, el mandatario realizó una ofrenda en memoria de las 184 personas que perecieron en la sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos al estrellarse el vuelo 77 de American Airlines. En punto de las 9:37 hora local –para recordar el momento justo cuando el avión se impactó en el Pentágono—Obama guardó un minuto de silencio, en honor a las víctimas, flanqueado por el secretario de Defensa, Chuck Hagel, y el jefe de Estado Mayor Conjunto, Martin Dempey. Frente a familiares de las víctimas, sobrevivientes y empleados del Pentágono, Obama señaló que después de13 años de guerras originadas en aquellos atentados, Estados Unidos “se prepara para poner fin a la misión” en Afganistán y cerrar un ciclo de conflictos que le han costado la vida a más seis mil 800 estadounidense. Antes, a las 08:46 hora local, el mandatario estadunidense y su esposa guardaron un minuto de silencio para recordar el momento exacto en que el primer avión secuestrado por miembros de Al Qaeda se estrelló en una de las torres del World Trade Center (WTC) en Manhattan. En Nueva York la ceremonia se llevó a cabo por tercer año en el National September 11 Memorial Plaza, inaugurado en 2011 donde se levantaban las Torres Gemelas. Familiares de las víctimas leyeron en orden alfabético los nombres de las dos mil 983 personas fallecidas entre los ataques de 2001 y el atentado contra el WTC en 1993. En ese lugar también se guardó un minuto de silencio en dos ocasiones, una por cada avión que fue estrellado en las torres. Más de tres mil personas fallecieron el 11 de septiembre de 2001 en distintos ataques. En los atentados cometidos con dos aviones de pasajeros contra las Torres Gemelas dejó dos mil 983 muertos; el ataque posterior al Pentágono, dejó 184 víctimas más, y la caída del vuelo 93 en Shanksville, en el estado de Pensilvania, dejó 40 víctimas más entre pasajeros y tripulantes. Los ataques del 11-S provocaron en su momento la invasión a Afganistán por parte de una coalición liderada por Estados Unidos para erradicar al régimen talibán, que había ofrecido santuario al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, quien se atribuyó los actos terroristas del 11 de septiembre. En 2003, aún durante la administración de George Bush, Estados Unidos lanzó otra guerra contra Irak, con el pretexto de que el entonces presidente de ese país, Sadam Hussein, ocultaba armas de destrucción masiva. Hussein acabó en la horca y las armas nunca fueron encontradas. La búsqueda de Bien Laden culminó en mayo de 2011, casi 10 años después de los ataques a las Torres Gemelas. Ya en la administración de Barack Obama, el líder de Al Qaeda fue eliminado por fuerzas especiales estadunidenses en una operación secreta en Pakistán. Después de realizar las pruebas de identificación, su cuerpo fue arrojado al mar para evitar que los talibanes levantaran un santuario en su honor. Ahora que se cumplen 13 años de los ataques, Estados Unidos se encuentra en una lucha contra el Estado Islámico (EI) que en las semanas recientes decapitó a dos periodistas estadunidenses y un activista inglés en represalia por los ataques al territorio controlado por el EI en Irak. Lejos de recular, Obama anunció la noche del miércoles en un mensaje a la nación que su gobierno está listo para lanzar ataques aéreos en Siria para destruir al EI, a través de una “amplia coalición internacional”, encabezada por Estados Unidos. El plan incluye ampliar los bombardeos en Irak y ataques aéreos sobre Siria, hasta donde han penetrado los yihadistas. “Con un nuevo gobierno iraquí, y tras consultar con los aliados en el extranjero y el Congreso en casa, puedo anunciar que Estadfos Unidos encabezará una amplia coalición para revertir esta amenaza terrorista. Nuestro objetivo es claro: vamos a degradar, y en última instancia, a destruir a ISIL (EI) a través de una estrategia integral y sostenida lucha antiterrorista”, dijo Obama desde la Casa Blanca.

Comentarios