Aprueba EU fondos para entrenar a combatientes contra el Estado Islámico

miércoles, 17 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Tras seis horas de arduo debate en el Congreso estadunidense sobre la falta de claridad en la estrategia que sigue Washington para “destruir” el Estado Islámico (EI), la Cámara de Representantes aprobó el desbloqueo de fondos para entrenar y asesorar a los combatientes que luchan contra el grupo yihadista en Siria e Irak. Gracias a los 273 votos a favor –y a pesar de los 156 en contra, 85 de ellos provenientes del Partido Demócrata– el ejército iraquí, los combatientes kurdos y la oposición siria “moderada” se beneficiarán de la ayuda militar estadunidense. No obstante, el texto todavía tendrá que ser avalado por el Senado en los próximos días. El canciller John Kerry se presentó ante los senadores y trató de eludir las olas de críticas y dudas que despertó la “estrategia” de Barack Obama en su lucha contra el EI. Entre los cuestionamientos destacaron la incertidumbre sobre la potencia de la oposición siria “moderada” y las dudas sobre la cohesión de la “coalición internacional”. “Usted sabe que el Ejército Sirio Libre no puede superar al Estado Islámico”, declaró el senador republicano Bob Corker, mientras que otros republicanos dudaron que las armas enviadas se queden en manos de los “moderados”. “Todavía hay decenas de miles de combatientes en la oposición siria”, respondió Kerry, pero dijo que no podía dar mayores detalles, ya que “todo esta información se guarda de manera confidencial”. La “coalición internacional contra el EI” –conformada por 40 países y liderada por Estados Unidos– se convirtió en un tema importante esta tarde, sobre todo respecto a la implicación militar de sus diez miembros árabes. “Dígame lo que resultó exitoso (en la coalición): ¿Qué país árabe sunita participará militarmente y lanzará operativos aéreos?, insistió Corker. Kerry contestó: “Lo sabrá en el momento apropiado, en los próximos días”. Críticas demócratas Los golpes no sólo provinieron del campo republicano. El propio líder del Partido Demócrata en el Senado, Bob Menéndez, dudó de la congruencia de la coalición: “No podemos dejar que esto se convierta en una lucha entre el Occidente y el Este”. Del mismo modo, criticó al presidente Obama de lanzar su programa contra el EI sin consultar previamente al Congreso, mientras que éste decide de la asignación del presupuesto. Además alegó que la misión militar anunciada tomará “décadas”. La representante demócrata Tulsi Gabbard cuestionó el fundamento de la operación militar. “Ya hemos escuchado esta historia en el pasado, sabemos cómo termina. Mire Irak, mire Libia”, declaró y añadió: “Queda claro que nuestros líderes no han aprendido la lección”. La senadora Jeanne Shaheen evocó el caso de los periodistas asesinados por el EI y denunció la falta de apoyo a las familias de estos que mostró la administración de Barack Obama. El senador Dick Durbin preguntó abiertamente al canciller: “¿Qué países ayudany alimentan la causa del EI?”. Éste contestó que el EI no recibía soporte de ningún estado, pero que sí vendía petróleo a través de sus fronteras. Ante la insistencia de Durbin, confesó: “A través de sus fronteras con Turquía o con Líbano”. Horas antes del debate, Matt Olsen, director del Centro Nacional de Contraterrorismo (CNC), informó al Congreso que el EI genera aproximadamente un millón de dólares por día, gracias al mercado negro, las ventas de petróleo y los rescates que exigen en cambio de la liberación de prisioneros.

Comentarios