Primeros conteos perfilan el "no" en Escocia

jueves, 18 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de un escrutinio que atrajo un número “histórico” de escoceses hoy, las encuestas y los primeros conteos reportados al cierre de esta edición perfilan que se impondrá el “no” a la independencia de Escocia, con lo que ésta seguiría formando parte del Reino Unido. Según la encuesta de YouGov, el “no” ganaría con 54% de los votos, ocho puntos por encima del voto separatista. La tasa de participación rondó el 90% en varias provincias de Escocia –a excepción de Glasgow, donde acudió “sólo” 75% de los votantes--, por lo que podría superar la mayor tasa de participación en el país, 81.2%, que se alcanzó durante la elección general de 1951. En 2012, cuando el primer ministro británico David Cameron accedió a la demanda del Partido Nacional Escocés de organizar un referéndum, aquél afirmó que “este Reino Unido nunca podrá acoger un país sin su consentimiento”. Según el periódico británico The Guardian, en este momento el riesgo de escisión era casi nulo, ya que todas las encuestas apuntaban a una victoria del “no”. Sin embargo, durante las últimas semanas el primer ministro escocés, Alex Salmond, lanzó una exitosa campaña política en apoyo al “sí”. Poco a poco, los gráficos sobre las intenciones de voto convergieron, hasta que el sábado 6 por primera vez el “sí” superó al “no”. Esta tendencia en la intención de los votos despertó a todo el establishment británico asentado en Londres, que empezó a abogar para el “no, gracias” con toda su fuerza. La campaña del “Mejor juntos” planteó los riesgos financieros de una separación, levantó las dudas sobre la suerte de Escocia en la Unión Europea –así como de la moneda que utilizará--, y reiteró el sentimiento de fraternidad entre los integrantes del Reino Unido, entre otros. Pero a pesar de las visitas sucesivas a Escocia de políticos y empresarios, el temor de la independencia continuó creciendo entre los opositores a la separación. Por lo anterior, el pasado martes, dos días antes del voto, los tres principales partidos –Conservador, Liberal Demócrata y el Laborista— publicaron una declaración conjunta en la que prometieron a los escoceses una mayor autonomía del Parlamento escocés y proteger una cláusula que da a Escocia un mayor gasto público por persona, en el caso de votar “no”. Según el secretario del Partido del Trabajo, Lord Reid, nunca en periodo de paz ocurrió una “unión sagrada” entre los tres partidos tradicionales. La reina de Inglaterra, Elizabet II, enviará una carta este viernes por la tarde en la que comentará los resultados, y será la primera comunicación oficial de la monarca respecto de Escocia, ya que guardó un silencio intencional durante toda la campaña. Al ganar el “no”, la reina debería expresarse sobre la forma de manejar las divisiones nacionales que generó el escrutinio, informó The Telegraph. Después de la publicación de la encuesta, que daba al “no” como vencedor, el valor de la libra esterlina en los mercados monetarios se disparó, después de tres semanas de caída regular ante la incertidumbre sobre el destino de Escocia. “Debido a la enorme inquietud de los inversores sobre el referéndum escocés, muchos bancos y fondos de pensión en Londres obligaron a sus operadores a quedarse toda la noche, y reclutaron personal extra”, afirmó The Independent.

Comentarios