EU no tolerará refugios para terroristas: Obama

martes, 23 de septiembre de 2014
WASHINGTON, (proceso.com.mx).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró que su gobierno no tolerará la existencia de “refugios” para grupos terroristas. Por ello, argumentó que Estados Unidos y una coalición de naciones lanzaron ayer bombardeos aéreos en Siria e Irak contra centros de operación y guaridas del grupo extremista Estados Islámico (EI). “Cumpliendo mis órdenes, las fuerzas militares de Estados Unidos iniciaron los ataques contra el EI, en Siria”, dijo Obama en la Casa Blanca antes de salir a Nueva York, donde participará en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). El mandatario recordó que el pasado 10 de septiembre notificó que formaría una coalición internacional para degradar y destruir guaridas, centros de operación y entrenamiento del EI. “Debe quedarle muy claro a todos los que pretendan actuar y organizar ataques contra Estados Unidos que no toleraremos la existencia de refugios para terroristas que amenacen a nuestra gente”, subrayó. De acuerdo con el Pentágono, el ataque aéreo lanzado contra puntos específicos en Siria e Irak, desde aviones caza y buques de guerra estadunidenses desplegados sobre la región del Oriente Medio, se llevaron a cabo luego de que sus operaciones de reconocimiento aéreo ubicaron centros de operación, entrenamiento y de logística del EI. Este bombardeo con misiles crucero es el primero que lanza Estados Unidos en Siria, después de las diferencias sostenidas con el gobierno del presidente Bashar al-Assad, a quien le exigen su renuncia. Aun cuando Assad se podría ver beneficiado con los ataques contra el EI, tomando en cuenta que este grupo le ha declaro la guerra, Obama señaló que la operación militar también forma parte de la estrategia para acabar con la presidencia del mandatario sirio. “Continuares adelante con nuestro plan, respaldado por las mayorías bipartidarias del Congreso (estadunidense), para fortalecer nuestro esfuerzo de entrenar y equipar a la oposición de Siria, la cual es el mejor contra peso al EI y al régimen de Assad”, aseguró el presidente Obama. Pese a que Estados Unidos sostiene que la coalición internacional contra los grupos extremistas islámicos está formada por más de 40 países, en los bombardeos contra el EI en Siria e Irak sólo participaron cinco naciones árabes, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Bahrain y Qatar. Lo que más llama la atención de esta pequeña coalición de naciones árabes es que colaboraron en el ataque contra el EI, integrado por sunitas, grupo étnico al que pertenecen y al que en Irak habían defendido frente a los chiitas, que son la mayoría racial en la antigua Mesopotamia. Por el momento, Francia dejó en claro que no participará en ataques contra el EI dentro del territorio de Siria, lo cual deja al descubierto que la coalición de la que presume Obama no está totalmente de acuerdo en los planes de ataque del Pentágono. El Departamento de Defensa señaló que el ataque aéreo contra el EI en Siria respondió a informes de inteligencia de que este grupo se preparaba para lanzar una ofensiva contra grupos kurdos en las regiones del norte de Irak y el Sur de Turquía. “Anoche también lanzamos ataques para desmantelar complots contra Estados Unidos y nuestros aliados, preparados por operadores de Al-Qaeda en Siria, a quienes se les conoce como miembros del Grupo Khorasan”, indicó Obama sin brindar detalles de este objetivo. En el Capitolio, John Boehner, el presidente de la Cámara de Representantes y líder republicano, emitió un comunicado de prensa minutos después del mensaje de Obama, en el cual manifestó su total respaldo al ataque contra el EI. “El EI es una amenaza directa a la seguridad de Estados Unidos y nuestros aliados, apoyo los ataques aéreos ordenados por el presidente, entendiendo que esto es sólo un paso en lo que debe ser una esfuerzo de largo plazo para derrotar y destruir a esta organización terrorista”, anotó Boehner. En la ONU, Obama hablará nuevamente sobre unificar al mundo contra el terrorismo internacional, especialmente contra el EI, al mismo tiempo que buscara la aceptación global de una campaña militar de Estados Unidos en el Medio Oriente que por ahora no incluye el despliegue de tropas terrestres.

Comentarios